Chester Brown

Chester Brown

escrito por Bouman
(Entrevistas, 29/Nov/16)


Un hombre menudo, apacible y, al contrario de lo que podría parecer por sus obras autobiográficas como El playboy o Pagando por ello, simpático y social. A veces nos olvidamos que las autobiografías también son ficción y que la realidad merecen su propia opinión.

Chester Brown (Montreal, Canadá, 1960) es uno de los mayores autores del cómic independiente y underground. Comenzó con la hilarante Ed, el payaso feliz y le ha seguido historias más autobiográficas como las ya mencionadas, pero también cómics de carácter diferente como Louis Riel. Un cómic biográfico o la reciente María lloró sobre los pies de Jesús que ha venido a presentar a España.

El cómic es la adaptación de los evangelios de San Mateo, entre otros, en los cuáles la prostitución difiere mucho de la opinión actual de la Iglesia. Textos que incluye a prostitutas o mujeres que han obtenido un beneficio del sexo siendo aceptado y corriente por Jesús. Incluso se especula que su madre también lo era.

Aprovechando su excepcional visita a España pasamos un día con Chester Brown y le entrevistamos para conocer sus orígenes como autoeditor (por Yummy fur), acerca de la evolución de su estilo de dibujo, su rutina, …
Agradecemos la inestimable colaboración de Hugo Camacho en la parte de interprete y traducción.

¿Qué significó para ti crear tu propio fanzine, Yummy Fur?
En aquella época estaba muy contento de tener mi propio cómic. Ya me habían publicado antes en otros fanzines, pero publicarme a mí mismo y tener mi propio cómic era mucho más apasionante. Siento que una gran parte de aquel trabajo que hice para fanzines era muy bueno y esta era una publicación que yo podía controlar y hacerme responsable de todo. Estoy muy orgulloso, aunque hoy en día no pueda parecer demasiado sorprendente. Pero en su día fue fascinante.

Desde entonces, tu estilo no ha parado de evolucionar. ¿Estás contento con tu estilo actual?
Sí, bastante contento. Siempre intento evitar cometer el error de compararme con otros dibujantes porque hay un montón de dibujantes que son mejores que yo. Como uno de mis héroes: Robert Crumb. Yo no soy capaz de hacer lo que él hace. O Chris Ware, que también es mucho mejor que yo. Pero trato de no fijarme en lo que ellos hacen, sino en mi propia evolución a lo largo del tiempo. Estoy muy contento con lo que he conseguido después de todos estos años.

¿Cómo es tu modo de trabajo? ¿Mantienes alguna especie de rutina diaria?
Sí, mantengo una rutina. Me suelo levantar sobre las cinco y media o seis. Entro en internet, e intento que ese sea el único tiempo que paso en línea. Suelo hacerlo durante unos cuarenta y cinco o cincuenta minutos. Entonces desayuno, me ducho y empiezo a trabajar…
Dependiendo del día, si no he quedado con ningún amigo o algo así, trabajo hasta la noche, haciendo pausas para comer y cenar. Y sobre las nueve de la noche me voy a la cama y estoy una hora leyendo, entonces me voy a dormir. Pero a veces viene algún amigo y jugamos al Tenis o quedamos para comer. Si viene alguien, mi día se convierte en algo más social.

Tus historias han ido de la ficción a la autobiografía ¿Qué te ha resultado más complejo, desnudar tus secretos o tratar la historia de Canadá o La Biblia?
Probablemente el trabajo más difícil ha sido el de Louis Riel, el que trata sobre la historia de Canadá. Porque al revés que pasa con La Biblia, esa historia es mucho más reciente y ha sido bastante polémico en Canadá. El retrato que hice fue controvertido. Fue difícil encontrar una historia sobre él y entenderla completamente, mucho más difícil que entender La Biblia. Bueno, quizá no tan difícil. Pero como el tema está mucho más vigente para los canadienses…
Y en cambio la Biblia forma parte de un pasado más lejano y la gente no se involucra tanto como antes. Sí, Louis Riel ha sido la más difícil de hacer.

¿Por qué La Biblia sigue siendo tan interesante?
Es un libro muy complejo. Pero es complejo porque en realidad no es un solo libro, sino muchos y de diferentes autores. Y estos autores se contradicen entre ellos, así que es un error querer entenderla completamente y sacar un único mensaje. Es una suma de varios mensajes y eso la hace una obra compleja y difícil de comprender. Pero para mí, siguen siendo los cimientos sobre los que se sustenta nuestra sociedad y es importante entenderla, así que hago lo que puedo para hacerlo.

¿Estás al día de los nuevos cómics y autores que se publican? ¿Alguna recomendación?
Hay un dibujante canadiense que a lo mejor no conocéis, es un tipo joven que se llama Michael DeForge. Lo recomiendo, es muy interesante. Y otro dibujante joven es Noah Van Sciver, es muy bueno. No sé si está publicado en España. Pero por supuesto también me gustan los que ya están asentados como Daniel Clowes, Chris Ware, Robert Crumb… los grandes. Seth, Joe Matt.

Ver más de Entrevistas

Deja un comentario