Declan Shalvey

Declan Shalvey

escrito por Bouman
(Entrevistas, 4/Dic/17)


Hablamos con el dibujante de cómics Declan Shalvey (Dublín, 1982) que actualmente está publicando en España los (muy recomendables) volúmenes de Inyección con Warren Ellis (Norma Editorial)

Con Ellis es también autor de Caballero Luna; pero ha dibujado otros personajes míticos como Masacre (Deadpool), Thunderbolts, Veneno. También es guionista, actualmente está con Deadpool vs Old Man Logan y Savage Town.

0:21-0:36 Soy Decían Shalvey, soy el artista de Inyección, Caballero Luna, Masacre, Thunderbolts, Veneno. Escribo Deadpool vs Old Man Logan y Savage Town.

¿Cómo fue la creación del cómic Inyección (Norma Editorial, 2016-2017) junto a Warren Ellis?
Warren Ellis y yo trabajamos juntos en Caballero Luna en Marvel. Nos llevamos muy bien, fue una buena colaboración, fue interesante. Él solo iba a hacer seis números, así que después de eso no estaba seguro de lo que yo iba a hacer. Él me dijo: ¿por qué no dejas que escriba algo para ti y lo llevamos a Image? Eso era algo que no podía rechazar. Empezamos a hablar tras eso y él me pidió que le escribiera una lista de cosas que me interesaban. Como TV, cómics, películas, libros, música… Las cosas que me gustaban. Lo hice y se la envié, con algunos de mis trabajos favoritos que había hecho. Dos o tres semanas después me presentó la estructura de una serie de novelas gráficas de cinco volúmenes. No tenía una idea todavía, tenía varias pero nada definitivo. Pero él había escrito alrededor de lo que yo estaba interesado. No es que estuviéramos trabajando juntos desarrollando una idea. Dejé que Warren fuera Warren, que es muy bueno en eso y no intenté forzar mis propias ideas. Soy feliz dibujando lo que a Warren se le ocurre. Sé que lo que Warren escribe responde a lo que me gusta. No fue: “tengo una idea, ¿quieres dibujarla?” Aún así lo habría hecho igualmente, pero me gusta que Inyección tenga mi ADN.

portadas originales de inyección

Para la creación de los diferentes números ¿Cuentas con toda la información de la historia o, cómo los lectores, vas descubriendo sobre sus personajes según recibes los guiones?
Me dio la idea general del primer número y de cómo terminaría el primer arco. Eso fue todo. Sabía quiénes eran los personajes y que cada volumen se centraría en un personaje, pero no la trama de los personajes. Todavía no la sé. No tengo ni idea de lo que está pasando. He terminado el tercer volumen hace poco y sé que el próximo tendrá un arco un poco al estilo James Bond. Cada volumen es su propia miniserie, dentro de un tapiz más grande. Warren me dijo que le gusta que yo sea su primer lector, lo cual puede ser frustrante desde el punto de vista de un ilustrador, porque me gusta planear, documentarme, recopilar material… Pero lo que pasa es que leo el guión y no sé cómo lo voy a dibujar, así que es un reto, un desafío para mí. Aunque no es lo que me gustaría, probablemente es lo mejor. Lo que sea que hace que el cómic esté a su mejor nivel, para mí está bien. Pero no tengo ni idea de lo que está pasando.

¿Es para ti más estimulante contar con esta libertad de crear tu propio mundo o prefieres contar con un personaje solido como Masacre o Batman que ya cuentan con un trasfondo?
Para mí son las historias. No me gustaba Masacre antes de hacer Masacre, creía que era estúpido. Leí los guiones de Gerry Duggan y pensé que eran interesantes. De modo que el personaje me fue gustando más a través de la historia. Ahora el personaje me gusta, lo disfruto, incluso lo estoy escribiendo. No me importa quién es el personaje como tal, crear un mundo tampoco me gusta, no siento la necesidad de crear una nueva sociedad con mi idea, me gusta crear una historia que parezca auténtica y consistente. Consistencia es algo que me interesa mucho, porque en Marvel vas de un sitio a otro, mientras que Inyección es algo a largo plazo, todo dibujado por mi, todo diseñado por mí y todas las portadas son mías. Quería un volumen de trabajo consistente, que fuera más yo. Aún así, no tendría ningún problema en trabajar de nuevo en una colección Marvel dependiendo de quién sea el guionista y si me gusta la historia. El personaje desde luego importa. Hay ciertos personajes de Marvel que me gustaría hacer, pero no me interesaba Caballero Luna y me ha cambiado la vida. Lo que era genial fue lo que a Warren se le ocurrió y lo que se nos ocurrió juntos. Es más la persona con la que estoy trabajando, que el personaje o el mundo o, incluso, si es contratado o no. Definitivamente me siento más involucrado al crear mi propia obra. Es más trabajo, es mucho más estresante, pero al final es más satisfactorio, aunque sea más difícil completarlo.

Eres guionista, ¿cómo es pasar al otro bando, habiendo sido dibujante? ¿eres demasiado estricto con tus colaboradores?
He sido bastante afortunado en las dos cosas que he hecho, creador/propietario y artista contratado. Como creador/propietario fue mi elección, el artista era la única persona con la que quería hacerlo. Philip Barrett y yo tenemos sensibilidades ligeramente distintas en lo que se refiere a composición y narración. Yo soy más panorámico, él es más de cuadrícula. Procuro tener en mente que él prefiere la cuadrícula e intento que haya más viñetas por página de las que yo normalmente prefiero. Mike Henderson, que dibuja Deadpool vs Old Man Logan, se parece más a mí. Su estilo de dibujar es más parecido al mío. No tenemos exactamente el mismo estilo narrativo, pero hay un verdadero cruce. En algunos casos… Algo que he aprendido de leer los guiones de Warren, es que si hay algo específico que quiere ver, lo pedirá, de otro modo me da libertad. Así que intento hacer lo mismo. E intento tener en cuenta el tiempo del artista. Así que si hay una explosión nuclear en una ciudad desplegada en doble página, me aseguro de que haya gente hablando en una habitación oscura durante cinco páginas. Existe este mito de que los cómics son como películas sin presupuesto, pero son gilipolleces porque el presupuesto es tiempo. Los artistas no tienen mucho tiempo, tienen un mes. Así que pueden hacer la increíble y espectacular escena, pero eso exige más dedicación. Así que intento ayudar asegurándome de que haya otras cosas que no necesiten tanto tiempo. Como artista se que eso es importante. Me aseguro de escribir con esa ventaja.

¿Cómo ha sido tu camino para llegar a dibujar personajes tan emblemáticos de Marvel y DC, y trabajar con guionistas como Scott Snyder o Warren Ellis?
Siempre he dibujado cómics, incluso antes de leerlos. Soy de una zona remota, no tenía ni idea que eso podía ser una carrera. Fui a una universidad de bellas artes, Escuela de Arte y Diseño de Limerick, en la que obtuve una muy buena educación. Estuve viviendo en Limerick, la ciudad, unos años, en la escena artística, trabajando en mi porfolio. Iba a convenciones en Inglaterra, obtenía reacciones. Así mejoraba mi porfolio, regresaba, intentando mejorar. Al final fui a América. En Inglaterra conocí a un guionista llamado Andy Winter, que escribía historias y las publicaba pero no sabía dibujar. Así que le decía a un artista: si dibujas mi historia, la publicaré. Es lo que hice y fue Hero Killers, que ganó un Eagle en Inglaterra aquel año (2006). Fue mi primer trabajo profesional, no gané dinero pero me publicaron. A partir de ahí empecé a tener pequeños trabajos en la escena británica de prensa limitada, de ahí a novelas gráficas para Classical Comics. Entonces, un editor de Boom! Studios al que le gustaba mi trabajo me ofreció 28 días después. Mientras 28 días después se publicaba, hice como doce números, fui a América. Enseñaba mi trabajo allí. Y la gente lo conocía porque se estaba publicando en América. Jeff Parker, un guionista de Marvel Comics que estaba haciendo Thunderbolts, me preguntó si quería que enseñara mi trabajo a Marvel. Fui muy irlandés al respecto, diciendo “no, no, no, es terrible”. Lo cual fue estúpido, pero él se lo enseñó y les gustó. Hice dos números de relleno en Thunderbolts. A partir de ahí hice otro número y otro número. Hice Thunderbolts durante dos años. Todo vino rodado a partir de ahí, me siguieron ofreciendo trabajo. Eso estuvo bien. Eso llevó a tener arcos como en Veneno y Masacre, luego Caballero Luna.

¿Cuando supiste que lo habías conseguido, soy dibujante de cómics profesional?
No sé si lo he conseguido. No tengo ni idea. Es difícil desde tu propio punto de vista. Cuando empecé a trabajar para Marvel pensé: ya está, lo he conseguido. Y entonces te das cuenta de que a nadie le importa porque no es Spiderman o Batman. Entonces cambias tus objetivos personales, te dices: me gustaría hacer esto. Me gustaría hacer todo un arco. Al final lo pude hacer. Me gustaría lanzar y trabajar en una serie nueva. Pude hacerlo con Caballero Luna. Me gustaría hacer una serie que fuera más personal. Lo he hecho con Inyección. Te vas creando más objetivos. He tenido la suerte de ir lográndolos, pero no tengo ni idea si lo he “conseguido” o no, no tengo ninguna idea al respecto.

¿Algún consejo para futuros autores de cómics?
El mejor consejo que puedo dar es: piensa en el artista que más admiras, que es lo que te gusta de él, quieres ser John Romita Jr. o quieres ser Frank Miller o quieres ser Brandon Graham… Diferentes creadores hacen cosas distintas. Es algo de lo que tienes que ser consciente. Empieza con algo sencillo. Porque todos piensan, en particular guionistas, que tienen una grandiosa, épica novela gráfica de 300 páginas que es parte de una serie de 17 que nunca jamás se hará realidad. Nadie se entrena para una maratón haciendo una maratón sin preparación. Empieza con algo sencillo, una historia de dos o tres páginas. Luego otra de tres páginas. Luego una de seis páginas. Luego una de doce. Ve desarrollándote progresivamente. Porque seguramente serás muy malo pero necesitas cometer errores y necesitas ser capaz de aprender. Es un cliché pero haz cómics. Hay quien cree que si esperan alguien lo hará por ellos, pero tienes que empezar. Puedes ser el artista más increíble del mundo pero si nadie sabe lo que puedes dibujar nadie sabrá de ti. Empieza y si es malo, mejora. Tienes que hacer cómics para mejorar y poder hacer cómics.

¿Sigues de cerca a algunos de los autores españoles que dibujan para Estados Unidos?
Muchos. Algunos trabajan ahora en Marvel. David Aja, Javier Rodríguez… Muchos, David Delafuente ¿es español? Es fantástico. Hay demasiados, demasiados artistas fantásticos. Rebosáis talento, es increíble. Estoy celoso de cómo tratan a los cómics aquí y la gran cantidad de talento que sale de aquí. Es una locura.

Traducción: Raúl Calvo

Compartir:
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
Ver más de Entrevistas

Deja un comentario