Categoría: Relatos

Textos cortos de ficción

La soledad del vacío

La soledad del vacío

Relatos

Después de que una luz cegadora atravesara sus párpados, se despertó repentinamente, sintiendo como si le faltara el aire. Abrió la boca de par en par, respirando tan fuerte como si ningún hálito de aire…

Alhaja 32/50

Alhaja 32/50

Relatos

En algún lugar de las favelas de Rocinha, en Río de Janeiro, busca una puerta vieja con una cortina de plástico gris y roja. Aparta la cortina y verás una campanilla con un cordel. Hazla…

Alhaja 16/50

Alhaja 16/50

Relatos

En algún lugar de los callejones de Nueva Orleans, en Luisiana, busca una puerta de madera de ébano con un ramo de lavanda seca. Cógelo y pártelo en dos, justo al crujir una voz de…

Alhaja 25/50

Alhaja 25/50

Relatos

En algún lugar de la estación Ramsés, en El Cairo, con los primeros rayos de Sol súbete al tren dirección a Luxor. Busca en uno de los vagones una puerta con el cristal roto, golpea…

Alhaja 7/50

Alhaja 7/50

Relatos

En algún lugar del Instituto Arqueológico alemán, en Atenas, busca una puerta sin pomo. Llama a la puerta tres veces de forma arrítmica. Una voz con acento te ordenará que entres. Abre la puerta. Al…

Alhaja 37/50

Alhaja 37/50

Relatos

En algún lugar del distrito V de París, busca en uno de sus callejones, una puerta de madera maciza con una pequeña aldaba en forma de león. Golpea la puerta con ella y deja que…

Alhaja 23/50

Alhaja 23/50

Relatos

En algún lugar del mercado de Chatuchak, Tailandia, entre las seis y las ocho de la tarde verás en una de las tiendas una puerta con un buda rojo dibujado. Golpea la puerta cuatro veces…

Alhaja 15/50

Alhaja 15/50

Relatos

En algún lugar de Chinatown, en Londres, busca un farolillo azul colgando de una de sus calles con un mensaje: “Aquí yace la dama de los vientos”. Sigue por esa calle, al fondo hallarás una…

El jersey rojo

El jersey rojo

Relatos

Al igual que muchos otros niños de mi edad, cuando llegaba la noche (y por ende la hora de irme a la cama) el pánico se apoderaba de mí. Enterrada bajo las sábanas imploraba clemencia…

Tickle swarm

Tickle swarm

Relatos

Leer versión traducida (española) Read original version (english) TICKLE SWARM por Rick Claypool (extracto de la novela en proceso Leech Girl Versus the Tardigrade Apocalypse) (traducción de @LaOtraLeverne) Ilustración: Bouman A la luz de la…

La crisis del Bingo de Betty

La crisis del Bingo de Betty

Relatos

Para muchos, el bingo es el pasatiempo perfecto, pasar horas en una sala tachando los números de un cartón, esperando con ansia una gran victoria. Sin embargo, para una anciana, su encuentro con el bingo…

Noches vergonzosas

Noches vergonzosas

Relatos

Estábamos sentados en aquella calle ancha con la cerveza en su nivel más alto. Tenía ganas de largarme ya para tirarme en la cama antes de que saliera el Sol. Los demás, hablaban de seguir…

Eme, sexo y el muerto

Eme, sexo y el muerto

Relatos

Allí estaba de nuevo el sonrisitas de la otra noche, un tipo regordete con una sonrisa de oreja a oreja, no era feo, pero no era mi tipo; yo estaba con unos conocidos que trabajaban…

Levántate

Levántate

Relatos

“¡Y otro día más, damos las buenas noches al mundo, esperando poder recibirlos mañana con una amplia sonrisa y un hueco en el corazón! ¡Vida libre, amigos!” Las comisuras de mis labios bajaron poco a…

Posesión

Posesión

Relatos

¿No lo has notado? Todas aquellas mujeres que pasaron por tu vida son ahora de otro. La pasión y el calor que sentiste al tenerlas en tus brazos se ha convertido en un vago recuerdo…

Amor zombi

Amor zombi

Relatos

Julia se sube al caballo del amor y lo espolea con todas sus fuerzas. Las relaciones nunca se le han dado demasiado bien así que cuando por fin cree haber conocido al amor de su…

Noche estrellada

Noche estrellada

Relatos

Las líneas continuas de la carretera pasan ante mis ojos como rayos lácteos. El aire agita mi pelo. Entorno los ojos y miro al cielo mientras Elvis Presley sigue meneando sus caderas sobre el salpicadero….

Te parecías tanto a Johnny Cash

Te parecías tanto a Johnny Cash

Relatos

Dejé atrás tristes luces navideñas y la cantinela lánguida de los villancicos. Dejé atrás la fiesta obligada y me refugié en un pequeño antro donde se anunciaba un espectáculo para corazones solitarios. Entré. Me uní…

Los tres cerditos

Los tres cerditos

Relatos

Una tarde preciosa de verano en un bar cualquiera de la ciudad. Luis, Raúl y Ginés, tres amigos de la infancia, toman café y hablan de la vida laboral. Pese a parecer el enunciado de…

Kurt in love

Kurt in love

Relatos

Kurt Cobain habla por teléfono dentro de una cabina. Su novia Courtney corta con él y se pregunta por qué. Kurt cuelga y sale enfadado. Se encuentra con un niño y le golpea en la…

Bicivoladores alternativos

Bicivoladores alternativos

Relatos

Después de conseguir el circuito municipal los chicos aparcaron las bicicletas. Y las cosas se torcieron. Ella había tonteado con él. Pero poco y mal. Pese las continuas tramas de cine en el que el…

Palabras

Palabras

Relatos

La casualidad los juntó en una fiesta. La necesidad a que compartiesen piso. La pequeña casa a que se cruzasen todos los días. La convivencia a que se odiasen. La envidia les hizo que se…

Esta noche te preparo un baño

Esta noche te preparo un baño

Relatos

Abro el grifo del agua caliente y echo mi jabón favorito, el que hace pompas perfumadas ¿Sabes? Sus burbujas me recuerdan a ti, porque estallan ante mi nariz y desaparecen, igual que tú, amigo misterioso….

A muy pocos metros de aquí

A muy pocos metros de aquí

Relatos

A muy pocos metros de aquí, en la oscuridad de la noche, Ana María no pensaba que aquellos cinco céntimos que pagó con desdén por la bolsa de plástico del supermercado fuesen a satisfacerla tanto,…

Huevos de pascua

Huevos de pascua

Relatos

Atacamos desde el tanque. Escondidos en la oscuridad de la noche, tiramos una granada que hizo volar por los aires la entrada de aquella vivienda. Una humareda cubrió la casa y de su interior surgió…

Detritus

Detritus

Relatos

Intentaba ordenar las notas en el pentagrama, pero las malditas semicorcheas no querían estarse quietas. Se agitaban como posesas y me arrugaban la partitura. – ¡Basta ya, cabronas! – grité. Enganché la hoja con mi…