Amor | Underbrain Mgz
Amor

Amor

escrito por Patricia Muñiz
(Cine, 9/Ene/13)


Aupada por la crítica, galardonada con la Palma de Oro en Cannes 2012 y cuatro estatuillas en los Premios del Cine Europeo, está lista para desfilar por la alfombra roja de los Oscar como mejor película de habla no inglesa. Amor del director austriaco Michael Haneke es una película durísima que nos pregunta, dónde queda el amor cuando la enfermedad entra en la vida de forma irreversible.

Un drama “europeo” que nos explica la decadencia de una pareja de ancianos burgueses, encarnados por Jean-Louis Trintignant y Emmanuelle Riva. Una historia que, sin embargo, costaría situar al sur del continente. Le faltarían guiños, besos, sonrisas, mimos, caricias y mucho contacto físico. Gestos que en la película no aparecen y que, cualquier persona que tenga cerca familiares o conocidos en circunstancias parecidas, sabe que existen, porque es la única manera de sobrellevar momentos así.

En ese sentido Amor carece de universalidad. Esa extrema frialdad… No sé hasta que punto puede entenderse como un reflejo realista de la sociedad norteeuropea. En cualquier caso Haneke cuenta una historia muy triste, de gran dureza emocional, que te deja hecho un ovillo frente a la pantalla.

Un espectáculo de degradación personal provocado por enfermedades degenerativas asociadas a las senectud, en el que brillan las actuaciones de Jean-Louis Trintignant y Emmanuelle Riva. Una lástima que el personaje de Isabelle Huppert sea tan lánguido como una presencia espectral.

La sinopsis dice: Georges y Anne, son dos profesores de música clásica jubilados con una gran cultura. Su hija también se dedica a la música y vive fuera de Francia con su familia. Un día, Anne sufre un ataque. Al volver del hospital, un lado de su cuerpo está paralizado. El amor que ha unido a la pareja durante tantos años se verá puesto a prueba.

Advertencia: película no apta para depresivos.

Su estreno en salas españolas es el 11 de Enero del 2013.

© Imagen: Golem Distribución
Ver más de Cine

3 comentarios en “Amor”

  1. Avatar 10 enero, 2013 / 9:31 am

    Joder, si no es apta para depresivos mejor no la veo…

  2. Avatar
    Carlos Mulero
    17 enero, 2013 / 1:34 am

    Como un beso sin mejilla, la soledad que nos invade al ser conscientes de nuestra mortalidad es el terreno allanado por donde nos conduce Haneke en Amour. Sin idealizar, enfatizar ni recargar con sentimentalismo todo aquello que filma, humaniza con profundo respeto la relación que tiene una pareja de músicos octogenarios formada por Georges (Jean-Louis Trintignant) y su mujer Anne (Emmanuelle Riva) cuando ésta necesita cuidados a raíz de un ictus cerebral. No hay embellecimiento en ninguna de la tareas que Georges amorosamente se encarga de hacer, si no piedad por el camino a la muerte, rasgo heredado del mejor cine de Ingmar Bergman. A su vez, la película está montada sobre una estructura rítmica incorregible, con una breva inserción en completo silencio de seis lienzos pictóricos, que encontramos en la casa donde viven, que reproducen paisajes haciéndonos alejar por unos momentos nuestro punto de vista, ya que la historia transcurre en casi toda su totalidad en el interior de la casa.
    En mi opinión creo que el crudo drama y terror que desprende Amour reside en el momento en que dejamos de pensar que somos dueños de una inmortalidad de cuarenta o cincuenta años por vivir, y nos damos cuenta de que somos finitos. Sin lugar a duda, Haneke apela a lo más noble y a lo más terrible del ser humano, dejándonos una gran experiencia sobre la vida y la muerte al haber visto esta película.

    • Underbrain
      Underbrain
      17 enero, 2013 / 1:43 am

      Gracias Carlos por contarnos tu impresión. La verdad Amor supone un cambio de registro que no de campo (el terror) que ya ha ido demostrando en las últimas películas Haneke, lejos quedan la crudeza visual de El vídeo de Benny o Funny Games.