Dunkerque

Dunkerque

escrito por Raúl Calvo
(Cine, 21/Jul/17)


Después de llevarnos más allá de la galaxia en la épica de ciencia ficción Interstellar (2014), el director Christopher Nolan nos lleva ahora hacia el pasado en su nueva película Dunkerque (Dunkirk, 2017).

Como su título indica, el film se centra en la playa de Dunkerque, lugar donde tuvo durante la II Guerra Mundial un desesperado rescate de soldados del ejército británico acosado por el ejército alemán, apenas contenido por el ejército francés. Esta histórica evacuación ha sido objeto de diversos documentales y películas, destacando la clásica Dunkirk (Leslie Norman, 1958). Sin embargo, Nolan se aparta del típico drama bélico para representar estos hechos meticulosamente recreados.

Dunkerque fotograma

El film está dividido en tres tramas. La primera protagonizada por Fionn Whitehead y Aneurin Barnard, se centra en los esfuerzos de dos jóvenes soldados por salir de la playa de Dunkerque antes de que lleguen los alemanes. La segunda gira en torno a una de las embarcaciones civiles requisadas por la marina británica, con un padre, interpretado por Mark Rylance, su hijo, Tom Glynn-Carney, y un amigo de éste, George (Barry Keoghan), haciendo un esfuerzo desesperado por llegar a Dunkerque a tiempo. La tercera trama se centra en dos pilotos encargados de proteger a los soldados de los aviones alemanes, encarnados por Tom Hardy y Jack Lowden.

Como es de esperar, estas tres tramas se interconectarán según vayamos siguiendo a los protagonistas de cada una. Pero lo que hace destacar la narrativa es como Nolan juega con el tiempo. Los hechos narrados en la playa transcurren a lo largo de una semana, los que transcurren en el mar en un día y los que transcurren en el cielo en una hora. De este modo, Nolan constantemente juega a condensar y alargar eventos, a medida que va intercalando lo que sucede en cada grupo de personajes. La decisión de articular de este modo la narrativa del film contribuye a que ofrezca al espectador una experiencia tensa y emocional, que en su inicio roza el cine expresionista, transportando al espectador de situación tensa en situación tensa. Esta tensión se ve enfatizada por la banda sonora de Hans Zimmer que en ocasiones incluye el continuo tic-tac de un reloj.

Tom Hardy

Con escasos diálogos y enfatizando la acción, Dunkerque no es un film truculento sobre los horrores de la guerra, más bien se centra en los esfuerzos por la supervivencia de unos personajes en una situación límite. Sumado a su relativamente ínfimo metraje para un film de estas características (106 minutos), el resultado final es un tenso y emocionante film que mantiene al espectador al borde de la butaca. Lo único que le sobra es que en sus momentos finales acaba recurriendo a los discursos y la emoción más tópica y habitual en este género.

A pesar de que el final no sea tan redondo como lo que le precede, este hecho no le resta fuerza a Dunkerque, que es un potente film muy recomendable.

Estreno en las salas españolas el 21 de julio

© Imágenes: Warner Bros
Dunkerque

Dunkerque
Dunkerque empieza con una escena en la que cientos de miles de tropas británicas y aliadas se encuentran rodeadas por tropas enemigas. Atrapados en la playa, con el mar cortándoles el paso, se enfrentan a una situación imposible a medida que el enemigo se acerca.
Directed by: Christopher Nolan
Starring:

Kenneth Branagh
Cillian Murphy
Fionn Whitehead

Ver más de Cine

Deja un comentario