Kumiko, the Treasure Hunter

Kumiko, the Treasure Hunter

escrito por Bouman
(Cine, 22/Feb/15)


Rinko Kikuchi (Pacific Rim) es Kumiko, una japonesa solitaria con alma soñadora que un día se encuentra un VHS. Aunque deteriorada descubre que un hombre entierra un maletín lleno de dinero en un lugar lleno de nieve. Se trata de una de las escenas que interpreta Steve Buscemi en Fargo (Hermanos Coen, 1996), pero esto no impide para que Kumiko se embarque en un viaje insólito hacia Minnesota para dar con su tesoro.

Kumiko, the Treasure Hunter ha sido escrita por los hermanos David Zellner y Nathan Zellner; y dirigida por el primero quien también se reserva el papel del Sheriff. Una película sensacional que no solo se queda en homenajear la de los Coen sino que construye su propia identidad, todo gracias a la brillante interpretación de Rinko Kikuchi. La ternura de su personaje llega a ser palpable.

Kumiko, the Treasure Hunter - fotograma 1

Esta roadmovie de momentos icónicos y bellos paisajes es la pieza que puede unir espectadores de blockbusters con los amantes del cine indie, disfrutable a muchos niveles. Pues tiene momentos muy divertidos como cuando un sheriff quiere ayudarla pero la barrera lingüística lo impide y este acude a un restaurante chino para que hagan de intérprete, pero Kumiko es japonesa. O las conversaciones con su madre, que sólo le preocupa que siga soltera. A situaciones nada convencionales, como una conversación con un par de tipos que se ofrecen a ayudarla en su llegada a Estados Unidos, entre otros. Su peculiaridad hará que guste a todos.

Personalmente esta película me ha ganado el corazón enterneciendome hasta los huesos por el momento en que Kumiko debe buscar una salida para el abandono de Bunzo, su mascota. (me estremezco incluso ahora escribiendo estas líneas).

Kumiko, the Treasure Hunter - fotograma 2

Kumiko, the Treasure Hunter es una película de ritmo pausado en la que no decae el interés salvo cuando llega el tramo final. En el que, a pesar de no ser muy extensa (105 minutos), el desenlace previsible (pero hermoso) se hace de rogar y un recorte de 5-10 minutos no le hubiese ido mal.

Un mérito más de la película de los Zellner es que perdura en tu conciencia, su entrañable personaje, su tenacidad, su ilusión… is so cute.

Kumiko, the Treasure Hunter - fotograma 3

Película que he podido disfrutar durante el Americana Festival de cine independiente norteamericano 2015.

Ver más de Cine

Deja un comentario