La suerte de los Logan

La suerte de los Logan

escrito por Raúl Calvo
(Cine, 10/Oct/17)


El director Steven Soderbergh ha salido de su retiro para dirigir La suerte de los Logan (Logan Lucky, 2017). Un film rompedor no tanto por su contenido sino por la intención de Soderbergh de cambiar la industria cinematográfica americana.

Es un film comercial, con grandes estrellas como Channing Tatum, Daniel Craig y Adam Driver (Mientras seamos jóvenes), todos ellos trabajando por el sueldo base de los actores no por sus salarios como estrellas, cuya estrategia de distribución y su estructura económica pretende ser más efectiva que las de los grandes estudios de Hollywood. Actualmente, en Estados Unidos, distribuir una película en todo el país con una masiva campaña de marketing es tremendamente caro, absorbiendo gran parte del presupuesto total de una película. Por ello, películas que recaudan cientos de millones de dólares pueden ser vistas como un fracaso por los gastos de distribución y promoción. El éxito de La suerte de los Logan puede contribuir a que esto cambie, haciendo la vida más fácil no solo a los grandes estudios, también a las productoras independientes que no tienen los medios para estrenar películas por todo Estados Unidos como hacen las grandes. Sin embargo, muchos estaréis pensando: “todo esto está muy bien, pero la peli vale la pena o no”. Seguid leyendo para averiguarlo.

Adam Driver y Channing Tatum

Jimmy Logan (Tatum) planea robar la caja fuerte de la NASCAR durante una carrera, después de que la pérdida de su trabajo lo ponga en una difícil situación. Para ello, reclutará la ayuda de su hermano Clyde (Driver), su hermana Mellie (Riley Keough) y el experto en explosivos Joe Bang (Craig). Por supuesto, no todo saldrá cómo está planeado.

El propio Soderbergh ha señalado que este film es casi un anti-Ocean’s Eleven (Steven Soderbergh, 2001), en el sentido que los protagonistas de La suerte de los Logan no son ni sofisticados, ni elegantes, ni cool. Pero dejando de lado la elegancia de los personajes, lo cierto es que esta nueva película del director tiene la misma estructura que la utilizada en Ocean’s Eleven y sus secuelas (a la que pronto se podrá sumar el spin-off  Ocean’s Eight [Gary Ross, 2018]). Una estructura semejante a la de otras películas de atracos y robos:

1 Conocer a los personajes.
2 El plan.
3 Reclutar el equipo.
4 Se prepara el plan.
5 Se ejecuta el plan con imprevistos.
6 Consecuencias según salga el plan.

Una estructura muy rígida, que resultará muy familiar a cualquiera que haya visto una de estas películas. Pero la gracia en estas películas que tienen una estructura bien definida, como también la tienen los slashers o las películas de James Bond, es la manera en que se ejecuta. En el caso de La suerte de los Logan, la película funciona gracias a la comedia que impregna el guion, con momentos tremendamente divertidos, y el carisma de los actores.

Daniel Craig

El film está repleto de sólidas interpretaciones, creo que por el nivel de implicación del reparto en el proyecto. Tatum, que ya había trabajado anteriormente con el director en Magic Mike (2012), lleva la película sobre sus hombros, aceptando que los secundarios son los que realmente llamarán la atención del público. Entre estos, destaca especialmente la interpretación de Craig, que imita muy bien el acento americano de Virginia Occidental y resulta muy convincente, por lo menos a los oídos de alguien que no es americano, algo que no debe haber sido fácil para el británico.

La suerte de los Logan resultará familiar, pero las interpretaciones y la comedia hacen de ella una película muy entretenida, ya que el entretenimiento no está reñido con la calidad.

Estreno en las salas españolas el 12 de octubre

© Imágenes: DeAPlaneta
La suerte de los Logan

La suerte de los Logan
Jimmy Logan (Channing Tatum), un minero desempleado de Virginia, está divorciado y no tiene un duro. En un momento de desesperación, se le ocurre un plan muy rebuscado para atracar el circuito del Charlotte Motor Speedway durante una carrera de la NASCAR. Le acompañarán en la peligrosa hazaña su hermano manco Clyde (Adam Driver), un veterano de la guerra de Irak que ahora trabaja de camarero en un antro, y su hermana Mellie (Riley Keough), una peluquera obsesionada con los coches. Como los Logan no tienen la pericia necesaria para llevar a cabo la operación, tendrán que buscar ayuda externa para dar este golpe tan complejo y ahí entra en juego el excéntrico experto en demoliciones Joe Bang (Daniel Craig). No será tarea fácil ya que una implacable agente del FBI llamada Sarah Grayson (Hilary Swank) empieza husmear en la escena del crimen, sospechando de todo y de todos los que se cruzan en su camino.
Directed by: Steven Soderbergh
Starring:

Channing Tatum
Adam Driver
Daniel Craig

Ver más de Cine

Deja un comentario