Pornocracy

Pornocracy

escrito por Bouman
(Cine, 17/Jul/17)


Ovidie es una reconocida activista feminista de Francia, periodista, directora y ex actriz porno. En su lucha constante contra la industria del entretenimiento para adultos ha realizado libros, películas y documentales. En España hemos podido ver su cómic Historias inconfesables dibujado por Jérôme D’Aviau.

Pornocracy (Pornocratie: Les nouvelles multinationales du sexe, 2017) es su última producción en el que ahonda en el porno que más se consume hoy en día, el de los tubes de Internet. Ovidie ejerce como narradora para mostrarnos cómo ha cambiado el negocio de la pornografía a causa del consumidor, o mejor dicho, del no-consumidor.

Pornocracy fotograma 1

La piratería digital no solo ha afectado a la industria musical, como parece hacernos creer en los grandes medios, la pornográfica vio mermado sus ingresos en cuanto comenzaron a colgar sus producciones en webs de reproducción de vídeos de forma ilegal. ¿Por qué los usuarios iban a pagar si podían acceder al contenido de forma gratuita? La batalla estaba servida, alguien se estaba lucrando a costa del trabajo de los demás. Pero no tan solo eso, el “cliente” estaba cambiando su forma de consumir porno, así que la industria debía renovarse o morir.

Ovidie realiza una investigación acerca de los nuevos modelos de negocio de la industria pornográfica digital mientras las tradicionales van desapareciendo. Por lo pronto sale a la palestra el nombre de Fabian Thylmann, un tipo alemán al que han bautizado con el tiempo como el Zuckerberg del porno.

Pornocracy fotograma 2

Comenzó el mayor holding erótico del mundo con una web dónde se podía ver vídeos porno gratis y así se hizo con una flota de webs tan populares como PornHub, YouPorn, RedTube, Brazzer y Playboy Plus. Su historia no acaba del todo bien, tal y como se muestra en Pornocracy pero es igualmente interesante, tal vez lo que más, teniendo en cuenta que desconocía este punto.

El documental entonces cambia de tercio y culpabiliza al consumidor que exhausto de porno quiere ver cosas nuevas, y las productoras que entienden que deben ser prácticas sexuales más agresivas, lo que vendría siendo hardcore y otras etiquetas similares. Para ello Ovidie acude a Bruselas, donde existe una fuerte base de productoras de cine X, para hablar con “madames” y un par de actrices que han viajado para grabar algunas escenas.

Pornocracy fotograma 3

Sin embargo Pornocracy no termina de ser muy exhaustivo y, más allá de plantear una pregunta, la conclusión parece una pataleta. Pero obviando el desenlace del documental, aunque casaría más como un reportaje, pone sobre la mesa un problema real, la trayectoria pasada y futura de la industria pornográfica digital es bastante preocupante. No tan solo a nivel financiero, que como ocurre con otras empresas, estas también buscan liberar gastos de impuestos al instaurarse en países Business-friendly. Sino que las condiciones laborales del cine porno han empeorado, somos testigos en el documental cómo un director ejerce de cámara, editor y posteriormente lo sube a Internet devaluando una producción profesional a costa de aprovecharse de la estética amateur y eso no evita que el caché o la exigencia de cara a los performers vaya en declive.

Pornocracy se une a otras producciones que tratan de analizar una de las industrias que más dinero mueven aunque parece no escapar de la precarización.

Podréis ver Pornocracy en Atlántida Film Fest 2017, disponible online hasta el 26 de julio (+ info)

© Imágenes: Magneto Presse
Pornocracy

Pornocracy
Icono feminista, realizadora y directora de cine para adultos, la francesa Ovidie desvela la trama por la que un grupo de programadores secuestró la industria del cine para adultos para crear una misteriosa corporación multinacional que prácticamente controla el negocio del porno en todo el mundo.

Nunca habíamos consumido tanta pornografía como hoy en día, y aún así, la industria tradicional del porno está muriendo. La llegada de nuevas páginas web con trabajos amateurs o pirateados ha transformado la forma de consumo. Los estudios están cerrando y las actrices son forzadas a realizar escenas cada vez más hardcore por mucho menos dinero. Una de las responsables de esta transformación es una opaca multinacional. En su investigación, Ovidie nos revela como un grupo de programadores informáticos ha secuestrado la industria del porno utilizando dudosas estructuras financieras no muy alejadas de las que nos llevaron a la crisis económica. ¿Cómo continúa creciendo este sistema? ¿Quién mueve los hilos?

Directed by: Ovidie
Starring:

Ovidie

Compartir:
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
Ver más de Cine

Deja un comentario