Ana Elena Pena

Ana Elena Pena

escrito por Mckeyhan
(Entrevistas, 23/Feb/11)


Ella se define como zurda, bajita y miope (en su blog), Ana Elena Pena es de Calasparra (Murcia) pero vive en Valencia desde hace mucho y acaba de publicar su primer libro, Hago pompas con saliva, un recopilatorio de ilustraciones y relatos. Por ello aprovechamos para saber más acerca de esta singular ilustradora-cantante-perfomance-escritora con un TEST PSICOTÉCNICO SIMPLICADO

¿Cómo surgió la idea de crear un libro? ¿Estará a la venta en versión digital?
Hace tiempo que escribo relatos cortos y textos para diversas revistas. Pero juntarlo todo en un libro es una manera de evitar que se disperse el trabajo…, necesitaba materializar todo esto de alguna manera para poder entregarme a un nuevo proyecto. No se si estará en versión digital, además, los libros pierden parte de su encanto leídos en una pantalla. Para mí son objetos acariciables…los hojeo, hacia delante, hacia detrás…incluso subrayo las partes que más me gustan.

¿Tienes “Facebook” en el móvil?¿Te consideras geek?
Para nada, además me cuesta aprender el funcionamiento de las cosas. Tengo un móvil del año catapúm que no tiene Internet y hace unas fotos de mierda. No gasto dinero en tecnología. Mi compañía telefónica me “regaló” un móvil bastante moderno, con gps y todo, y me lo robaron a los pocos días. Soy muy despistada y casi siempre llevo el bolso abierto, así que prefiero no llevar encima cosas de valor, así lloraré menos si las pierdo.

¿Cuando te veremos actuando en Barcelona? (como dices en tu Blog)
Creo que la editorial está tramitando algo para mediados o finales de Marzo, pero aún no sabría decir.

Si Dios no existe. ¿Crees en el Karma?
De alguna manera, la vida te devuelve lo que das. Si estás cargado de negatividad, y te pasas la vida apuntando los defectos de la gente, creo que es hasta una cuestión de física que toda esa corriente eléctrica de mierdosidad se vuelva contra ti. En mi caso personal, siempre he evitado meterme en problemas, decir o hacer cosas feas a los demás, pero no por miedo a un “castigo divino”, sino porque soy mucho más feliz viviendo así. Y considero que no me ha ido nada mal. Sin embargo, los que pasan la vida criticando, difamando y enredando, se quedan con los pies en el fango y la gente les da la espalda.

¿Como es posible que muchas mujeres no sepan si han tenido un orgasmo o no?¿es tu caso?
Porque las sensaciones son muy relativas, se pueden explicar con palabras pero cada una las siente de una forma. También hay muchas que se creen multiorgásmicas y lo que hacen es experimentar “picos de placer” hasta llegar al orgasmo final. El orgasmo real es tan intenso que si durara mucho tiempo sufriríamos un colapso nervioso. Los míos bien, gracias.

¿Harías una gira nacional con Wendy Sulca?
No creo que tengamos el mismo público…XD

Portada de 'Hago pompas con saliba' de Ana Elena Pena

¿Como es que no está el relato de Rosa Chicle en el libro?
Pues porque tanto ese relato como el de “Yerma” , “Patitas de araña” y “La aspirante a actriz” los he guardado en el cajón para quizá algún día retocarlos, ampliarlos, y enmarcarlos dentro de otro proyecto. No me parecía que encajara bien en “Hago pompas con saliva”.

¿Te consideras artista? Nos puedes hablar de algún ídolo artístico que tengas ahora en mente.
Tengo muchos y variados, desde Chabela Vargas hasta Violeta la Burra pasando por Amanda Palmer, Lina Morgan, Liliana Felipe, Rocío Dúrcal y Florinda Chico (que en paz descanse)

¿Que piensas que es más egoísta tener hijos o no tenerlos?
Lo que pienso es que hay mucha gente que no debería tenerlos directamente, y otra que debería tener menos, porque da la impresión de que sólo se reproducen como conejos quién menos posibilidades tiene de dar una educación y una vida digna a sus retoños. Mientras que la gente con posibilidades se abstiene por “responsabilidad”, o por miedo a no poder atenderlos adecuadamente. Este desequilibrio quizá nos lleve a la Idiocracia que proclamaba aquella película, lo que sí es cierto es que nos enfrentamos a un problema grave de educación. Lo malo es que no existe el “carnet de padre/madre”, y como nadie, ni la iglesia ni el estado, tiene poder para gestionar los cuerpos, cada uno es muy libre de traer criaturas a este mundo, aunque estén desatendidas, aunque muchas sean maltratadas, no deseadas… En fin, que, en estos tiempos de crisis, podríamos hacer como Jonathan Swift en “Una modesta proposición”: comernos a los niños sobrantes para evitar que sean una carga para sus padres o para el país y hacerlos útiles al público. :p

¿Como definirías “porno para mujeres”? ¿Lo has encontrado?
Pues mira, yo ya he visto de todo y qué quieres que te diga, el porno mainstream y no tan mainstream pensado para heteros me vale. Pero tengo muchas pegas al respecto. En el porno no me gusta que haya demasiados diálogos, tampoco me vale si la peli está doblada (dan pena los gemidos de broma), tampoco si hablan en español, no me van las tetas de silicona, ni los penes pequeños, ni los gestos fingidos o sobreactuados, ni el sexo interracial, ni los eternos planos de genitales, ni los salivazos/gargajos, ni la violencia, ni los súper-dildos, ni la gente con aspecto enfermizo o yonkarra….en fin, entre otras pegas. En cuanto al “porno para mujeres”, si no hay demasiada mariconada puede molar bastante, la verdad es que no me interesa para nada el guión que pueda tener una película porno ni la psicología de sus personajes. Para mí, verlo en pareja es una manera estimulante de aliviar la ansiedad, descargar la agresividad y etcétera…, no busco que tenga pretensiones artísticas ni me fijo en los decorados ni en la iluminación. Lo importante es que los actores tengan un aspecto sano y disfruten de su trabajo.

¿Te hacen muchos masajes?
No!!! Y me gustaría, porque siempre tengo la espalda hecha un ocho.

¿Cuál es el último libro que terminaste?
Estoy terminando Muñecas vivientes; el regreso del sexismo, de Natasha Walter. Muy revelador.

Cuanto más crezco más bipolaridad veo alrededor. ¿A ti te pasa igual?
Yo lo que veo es mucha pose y mucha tontería. Mucho querer y no poder. Hay que ser más humilde, tolerante y dejarse de tanta máscara. Vivimos una era de hipercomunicación en la que, sin embargo, nos sentimos muy solos, y saturados de información muchas veces contradictoria. Es difícil comprender ciertas cosas, formarse un criterio, es difícil elegir, a menos que te dejes llevar por el rebaño. Y es difícil no perder la cabeza, y la fe, en ciertos momentos. Se le da demasiada importancia al aspecto, al físico, en detrimento de otros valores humanos mucho más importantes y duraderos. (ya empiezo a ponerme en plan monjita…)

Con la que nos cae encima (abierto) ¿como es que nadie vaya por las calles gritando ni desesperado?
Porque todos tenemos acceso al valium y la paroxetina, quizá. No me gusta ser alarmista. El ser humano se adapta para sobrevivir, no le queda más remedio. Si el cambio climático da lugar a tremendas inundaciones, nos saldrán branquias y seremos sirenas y tritones.

¿Sabes de algún sitio donde pueda conseguir mi digitalizador de conciencia para pasarme a virtual? ¿Quieres una digitalizadora?
No se qué es eso, pero sí me la regalas, la quiero.

¿Musicalmente lo tuyo se puede definir como post cabaret?
No se, quizá… Nosotros (Monsieur Poules y yo) lo llamamos anti-cabaret, o cabaret traumático, en el sentido en que desmitificamos el sexo, y le damos ese toque cómico más propio del burlesque (del de antes), pero sin desnudos (por ahora). Nos interesan los temas relacionados con las enfermedades mentales, los traumas, la farmacología, la locura, los desengaños amorosos… Y también nos gusta introducir elementos muy de la tierra y la cultura española, o la telebasura. Llevamos a los muñecos Macario y Monchito, o regalamos caretas de Belén Esteban y Bertín Osborne…por ponerte un ejemplo. Aunque las letras hablan de cosas universales, y son bastante atemporales. No me gusta componer en base a temas que pasan de moda. El caso es que no podemos viajar con mucho trasto, porque no tenemos furgoneta ni coche, y siempre vamos en bus, tren o avión, así que muchas veces cuando actuamos fuera tenemos que jugar con elementos mínimos a nivel de performance. También es cierto que nos gustaría tener más dinero para poder comprar más cosas, pero prácticamente vivimos al día, y lo poco que ganamos tenemos que gastarlo o invertirlo en pequeñas cositas para los shows. ¡necesitamos un productor adinerado!

Pongo “menstruación” en Google y apareces en la primera imagen. ¿En que fase menstrual te encuentras ahora mismo: ovárica o uterina?
Creo que tengo el síndrome premenstrual…me noto hinchada y algo baja de moral…Y me apetece comer chocolate y guarrerías. Esta mañana he desayunado un gofre con dulce de leche.

¿Con que personaje de película o cuento te sientes más identificada?
Me fascinó el personaje que interpretó Asia Argento en “El corazón es mentiroso”, aunque no puedo decir que me sienta identificada. Pero en cierto sentido, lo considero mi reverso siniestro o algo así, algo a lo que temo porque supongo que todos tenemos cierta semilla maligna dentro, que no tiene por qué crecer (sólo en las condiciones adecuadas). Pero en realidad soy muy cándida y la semilla que ha germinado es otra. Eso no quita para tener mucho miedo de mí misma. Todos deberíamos tenerlo. Nosotros somos nuestros peores enemigos.

¿Escuchas vinilos o eres práctica?
No tengo ni escucho vinilos. Me pongo de vez en cuando el spotify, me cago en todo lo que se mueve cuando salen los anuncios y ocasionalmente escucho algún cd viejo, pero no compro ni descargo música. Raramente…la verdad.

© Fotografía: Pako Salex
Compartir:
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
Ver más de Entrevistas

Deja un comentario