Gilbert Shelton

Gilbert Shelton

escrito por Bouman
(Entrevistas, 30/May/17)


Él es uno de los artistas más importantes del cómic underground americano, creador de los personajes Los Fabulosos Freak Brothers, El gato de Fat Freddy o SuperSerdo.

Gilbert Shelton (Houston, Texas, Estados Unidos, 1940) visita España de la mano de La cúpula Ediciones para mantener unos encuentros con sus fans, aprovechamos su estancia en Barcelona para realizarle una entrevista en la que hablamos del origen de alguno de sus personajes, la hermandad entre autores del cómic independiente, de la época hippie o de sus nuevas lecturas favoritas.

Con poco más de 20 años creaste a SuperSerdo, ¿cómo recuerdas su creación?
SuperSerdo (Wonder Wart-Hog) es una parodia de Superman y Batman. Solía leer Superman y Batman cuando era pequeño, ahora ya no los leo ni he visto las películas recientes. Vi la primera película de Superman, estaba bien. Era como los cómics (¿se refiere a la película de Richard Donner o a los seriales en b/n?). La de Christopher Reeve como Superman. Le tuvieron que hacer un traje con relleno. Estaba en Nueva York, en la 2ª avenida, esquina con la calle 44, cuando se me ocurrió: “oh, SuperSerdo sería un gran nombre”. Tenía un diccionario en el salía una foto de un warthog. Probablemente, el warthog es el animal más feo sobre la Tierra. Phacochoerus… Nadie conoce la palabra Phacochoerus, así que en castellano lo llamamos SuperSerdo, con dos eses como las SS nazis. Un tipo llamado Bill Killeen me ayudó a escribir la primera historia. Era un escritor más profesional. Cuando empecé la historia, empecé con el origen, el nacimiento de SuperSerdo. Él dijo: “no, haz algunas historias primero y luego, más tarde, como un flashback, puedes hacer la infancia de SuperSerdo. Él escribió una historia para mí. Ese fue el primer SuperSerdo, fue publicado en la revista Bacchanal, una revista de humor underground de Austin, Texas.

Gilbert Shelton durnte el encuentro en Gigamesh (Barcelona)

Ahora es fácil ponerte junto a Robert Crumb, Spain Rodriguez, Skip Williamson… como una generación de artistas que fuisteis a San Francisco a revolucionar el cómic. Pero… ¿Te sentiste parte de esa generación en esa época, había apoyo entre unos y otros?
Sí, había un sentimiento de grupo. Estaba Zap Comix. Skip Williamson, que hace poco murió, y Joe Lynch estaban Chicago, pero había correspondencia entre dibujantes underground. Sentíamos que estábamos haciendo lo mismo, aunque no hubiese semejanzas. Por ejemplo, Zap Comix tenía su propio estilo. Todos estábamos impresionados por el trabajo de Robert Crumb. Su primera obra fue Head Comix y fue publicada por una editorial grande y seria, no recuerdo cuál, pero era un libro maravilloso. Y entonces empezó Zap Comix. (Cada uno hacía lo suyo pero ¿era consciente del trabajo de los demás?) Sí, la gente de Nueva York se mudó a San Francisco, y yo me mudé a San Francisco. Otros, Robert Williams entre ellos, se mudaron a Los Angeles. Él sigue allí, es el artista loco de Los Angeles, después de que Ed Roth muriera. Ed Roth era conocido como el artista loco de Los Angeles. Era uno de los artistas de Zap, es muy buen artista y muy excéntrico. Hace pinturas humorísticas, es muy buen pintor, y son muy raras. Lo mejor son las explicaciones que escribe de cada pintura.

¿Cómo viviste la época hippie y psicodélica?
Sí, es un estilo de tira cómica tradicional. Estaba en Nueva York en la época del festival de música de Woodstock, en aquel momento fue un gran evento. Me alegro de no haber ido para estar sentado en el barro durante una semana. Y había tanta gente que muchos tuvieron que aparcar a 10 kilómetros y tuvieron que ir caminando al festival. Yo estaba en San Francisco cuando el desastre de Altamont (¿el concierto de los Rolling Stones en el que hubo un asesinato?). Los Rolling Stones contrataron a los Ángeles del Infierno, una banda motorista, como su seguridad. Y los Ángeles del Infierno no mostraron contención a la hora de ejercer su autoridad como seguridad. Pero también me lo perdí, por suerte. No me gustan las multitudes ni los conciertos en vivo, prefiero mi música con buena calidad de sonido realizada en un estudio de grabación. Y es más cómodo.

¿Se siente vinculado con los nuevos artistas, alguna recomendación?
Estoy desconectado de los cómics americanos. Están los hermanos Hernández, Beto y Jaime, son muy buenos. Pero no son nuevos, deben andar por los 40. Estoy más al día de los franceses. El mejor libro publicado en el festival de Angoulême hace un par de años fue Pascal Brutal, no recuerdo el nombre del artista (Riad Sattouf) pero es probablemente más joven. Déjame pensar… Otro bueno fue… se llama en inglés The Arrival. Es casi mudo, es sobre un inmigrante que llega a un país donde todo le es extraño, no recuerdo el nombre del artista (Shaun Tan). El francés Yan Lindingre es muy divertido pero no es joven, y ahora es el editor de la revista Fluide Glacial, una revista de cómics mensual. Repito, no estoy muy al día, leo Fluide Glacial, L’Écho des savanes, Psikopat… pero principalmente para aprender francés.

Compartir:
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
Ver más de Entrevistas