Silvia Rubí

Silvia Rubí

escrito por Bouman
(Entrevistas, 3/Jul/17)


Ella es una de la actrices porno más importantes de nuestro país, lleva una década en la industria y ha trabajado para diferentes mercados internacionales. Charlamos con Silvia Rubí (Barcelona, 1987) sobre sus primeras experiencias, el porno en otros países, tatuajes, música…

Comenzó su carrera grabando escenas hardcore y gang bangs en Alemania, de regreso a España adoptó el nombre por el que la conocemos todos. Desde entonces no ha parado, en 2014 se alzó con el Ninfa a Mejor Webcamer del año, premios votados por los profesionales de la industria, y en 2016 se llevó el de Mejor actriz y como productora el de Mejor escena amateur.

A continuación tenéis la entrevista en vídeo (y transcrita) con Silvia Rubí (Girls Fight Club) que nos atendió con una gran sonrisa contagiosa. Agradecemos a MissPornoTV por propiciar el encuentro y a Nasty Garage por acogernos en su fantástico local.

¿Recuerdas cuando fue la primera vez que supiste que existía el porno?
Uff, la primera vez que supe que existía, no, de esa vez no me acuerdo pero sí que me acuerdo de la primera vez que vi la primera peli porno. Que la vi con una colega, mi mejor amiga, y tendríamos como 14 años. La alquilamos en un videoclub, de estos que tenían un cajero. Y nos llevamos unas pelis super malas. Encima comíamos chocolate blanco por lo que en las escenas donde el semen acababa en la boca de la chica nos resultó un poco disgusting (desagradable).

¿Qué te impulsó a probar a ser actriz porno?
La verdad es que siempre he sido una mujer muy sexual. Muy, muy sexual. Y en la cama siempre había recibido el feedback de que era una persona muy morbosa. Entonces, juntando eso y que me encanta experimentar y probar cosas nuevas pues… era la mezcla ideal para probarlo.

¿Cuando supiste que podrías vivir de dedicarte al porno?
Hace realmente poco, llevo diez años en la industria pero hace como tres años vi realmente que esta iba a ser mi profesión, que quiero que sea algo de verdad. Quiero que dure mucho tiempo.

Llevas una década en el porno, ¿está esta industria menos estigmatizada y aceptada por todos o sigue habiendo mucha hipocresía al respecto?
Yo creo que hay mucha hipocresía en cualquier trabajo que tenga referencia con el sexo. No hay por donde cogerlo. Pero es una mezcla de ambos, porque sí, por un lado me he dado cuenta que la gente está un poco más abierta a escuchar a actores y actrices porno. A comprender que somos personas, que no somos máquinas. Pero por el otro lado, dentro de la misma industria la gente es bastante hipócrita, así que.. pfff. No hemos mejorado demasiado.

Eres una de las actrices españolas más internacionales, ¿En qué se diferencian, desde tu punto de vista y experiencia, las diferentes industrias (español, europeo o americano)?
La verdad es que he tenido suerte porque el hecho de que vaya tan tatuada, y demás, siempre me ha ofrecido la oportunidad de trabajar en empresas alternativas. Más en el underground. Entonces, allí la gente es como más familiar, los rodajes son con un equipo que siempre son los mismos, se llevan bien, se comprenden, son profesionales. Pero sí que diferenciaría la forma de rodar. Aquí en España abrimos más el plano y vemos a todos los actores y en Estados Unidos no les importa cortar la cabeza a los chicos, ¡cosa que odio! porque se pierde bastante información. O en Budapest, que no he trabajado pero he consumido porno de allí y es un rollo mucho más cuadrado. Ya estipulado totalmente y allí no hay opción a poder hacer un poco lo que tú quieras.

Qué opinas de la mutación de estereotipos de actrices dentro del porno (desde las “Barbies” de los años 90, al porno más inclusivo y, digamos realista, de nuestros días) ¿A qué ha favorecido este cambio?
Creo que tiene que ver un poco con las nuevas tecnologías, la forma de rodar porno ahora es completamente diferente de lo de antes. Entonces, si antes se necesitaba invertir mucho dinero, tanto en material como en la producción en sí, entiendo que los artistas tienen que tener como un nivel, un físico que el público quisiera consumir. Y ahora con el amateur, con la forma de grabar, que cualquiera puede hacerlo y existe la posibilidad de que cualquiera puede participar. A mí me da un poco igual, la verdad, gracias a ello he podido entrar yo. Obviamente no estoy operada, ni me voy a operar, ni lo tenía pensado. Pero bueno, de un lado, cualquiera puede entrar pero si quieres hacer un poco de mainstream, debes entrar un poco en sus normas. En las normas de mercado que sigue siendo muy, muy, muy antiguas.

¿el cambio es motivado por el modo de consumir porno hoy en día?
Ah, bueno, creo que la gente es.. bueno, el ser humano es morboso por naturaleza, entonces está buscando constantemente el morbillo este de en cualquier momento, cualquier persona pueda grabarse, subir ese vídeo gratis a Internet y que lo puedan consumir otras personas. Ha cambiado, ha cambiado mucho pero creo que es por la tecnología, básicamente. Y por el morbo. (risas)

Silvia Rubí

Has contado alguna vez que tus tatuajes te ha cerrado algunas puertas aunque parece que has llevado lo que más te ha apetecido (piercings, cambios de color de pelo…) ¿Has hecho o dejado de hacer algo por el supuesto bien de tu futuro trabajo?
Empecé siendo yo, y si que es verdad que en el último año que he trabajado más ha sido porque he tenido una imagen un poco más “natural”, que vendría a ser, no ponerme el pelo de muchos colores o ponerme el pelo de un color así, como algo más aceptable. Encuentro que es racismo cuando una persona te cierra las puertas porque tu piel sea de colores. Así que estamos de esta manera pero… no he dejado de tatuarme. Y creo que ya es momento de tatuarme del todo. Sí que tuve un par de años que me mantuve un poco. De no ponerme muchas piezas pero al final es lo que te tira. Al final con quien vives día a día, es contigo mismo.

Desde muy pronto te lanzaste a escribir porno con Irina Vega y la serie PornoDrome, años más tarde ya te has puesto como directora, el cual han acabado con premios de la industria ¿cuál es la parte que más te gusta de dedicarte al porno?
Uff, lo que más me gusta de dedicarme al porno es poder hacer cualquier cosa que quiera. Puedo ser directora, puedo ser actriz, puedo ser productora, puedo ser lo que me apetezca. Y eso para una persona como yo, que soy muy culo inquieto, es perfecto. Poder ir cambiando de trabajo constantemente y lo que me permite es que pueda grabar mis fantasías o las fantasías de otras personas, porque no.

¿Qué considerarías un buen porno? ¿Qué cualidades imprescindibles debería tener?
Ahora estoy bastante metida en el porno ético y creo que aquí deberíamos luchar todos un poco por ello. Las cualidades que debe tener un buen porno es respecto máximo a los actores, que cobren lo que tienen que cobrar, sus caches, que se les cuide durante el rodaje, que tengan unas condiciones básicas. Y que, sobre todo, la historia, sea una historia que no tenga que ver ni con, en parte racista, ni con misoginia.

Hoy con Internet y las redes sociales, parece más importante que nunca mantener una imagen-marca ¿Hay persona y personaje público?
Me cuesta diferenciar, cada vez me cuesta más. Cada vez Silvia Rubí es más yo. Y está empezando a ser un poco raro. Pero bueno, de momento no lo estoy metiendo a tope, tengo mi vida privada. Tampoco estoy constantemente diciendo ni donde estoy, ni que hago, ni que voy a hacer, ni nada… suelo contar parte de mi vida privada, pero la parte de mi vida privada divertida. La de los conciertos, la de tatuajes, no sé, chistes, música, …

¿Mantienes algunas reglas personales, alguna estrategia para estar presente en el público y/o de cara a productoras?
Mmm… me ha costado. Me ha costado mucho llegar a este punto porque personalmente era una persona un poco más introspectiva y un poco más borde. No entendía muy bien el momento este de tener que estar constantemente hablando con la gente, o ser amable. Y una vez lo he empezado a practicar las cosas comenzaron a ir mejor. ¡Hay que ser más amable!

¿Y tú relación con los seguidores? ¿Alegrías o Decepciones?
Hay todo, la verdad es que hay de todo. Me río muchísimo en el twitter, me encantan trollearlos, sobre todo a toda esta gente que va que puede dar lecciones de lo que sea sin conocer a la persona. Me encanta sacarles de quicio y luego bloquearlos. Pero sí, si que tengo bastante relación con la gente. Me gusta cuando me escriben, me encanta compartir música, soy muy musical, y me encanta compartir música con mis seguidores y que ellos participen de ello.

Has participado en videoclips, ¿Qué tal con Shakira?¿Cómo fue la experiencia?
Con Shakira fue de casualidad, la verdad. Me llamó un colega y fui a hacer de extra y estuvo bien. La chica muy maja, no me voy a quejar. Bueno, sí, si que me quejaré un poco: que tardó como 4 horas en salir porque se tenía que teñir y luego salió con peluca. Así que no sé, cosas extrañas de super estrella.

También apareciste en Caperucita Roja de Döria y en el cortometraje de terror Tenemos Visita ¿Te sientes cómoda participando en piezas más interpretativas?
Sí, sí, la verdad es que me gusta el convencional. Como digo. Me encanta experimentar, me encanta tener nuevas experiencias y el hecho de que me llamen para hacer cosas de convencional es super guay. Te da una opción de investigar un poco sobre ti mismo. Hasta donde puedes llegar con la interpretación y, la verdad es que no soy muy buena, pero la experiencia siempre me gusta. Me encantan los rodajes.

Para acabar ¿Estás contenta con tu posición actual en el porno y/o la vida? ¿Nos cuentas si tienes nuevos objetivos/proyectos para conseguir en mente?
Estoy super feliz ahora mismo. Trabajo mogollón, viajo muchísimo y, es que no me puedo quejar, la verdad es que están yendo las cosas muy bien. Creo que van a ir mucho mejor, ahora mismo estoy en un momento un poco menos creativo. Pero trabajando muy duro para otras compañías. Igual el año que viene me volverá la creatividad, y me volveré a poner on fire. A sacar cosas para mi web. silviarubi.com

Ver más de Entrevistas

Deja un comentario