Videoclub 84 | Underbrain Mgz
Videoclub 84

Videoclub 84

escrito por Bouman
(Literatura, 29/Ene/16)


Justo cuando el futuro se hacía presente, sí, hablo de cuando Marty McFly aterrizaba el 21 de octubre de 2015 en Hill Valley (California) desde su lejano 1985; el escritor, guionista y dibujante de cómics, Manu Riquelme, publica la novela Videoclub 84.

En ella nos trasladamos al verano del 99, una época en  que Internet todavía no estaba tan extendido, ni siquiera los DVD eran la primera opción para ver una película en los hogares, y los videoclubs de VHS seguían existiendo. Un verano en que Óscar, un desgarbado chico de quince años que había suspendido matemáticas y, por lo tanto, se había quedado sin vacaciones como castigo. Óscar es un adolescente que ama el cine, como su padre y su abuelo, que vive y sueña pensando en qué o cómo podría hacer las cosas para que sean mejor o peor que esta o esa película. O incluso prevenirse de cometer los mismos errores. Para eso están ¿no?. Le acompaña su excéntrico amigo peliazul Gustavo, un incipiente director de cine que va cámara en mano grabando la que será su primera película. De mientras descubre que su «no-novia» está con Mario Losilla «El cascanueces», un chulo al que sin duda le plantaría cara de tener la valentía de su futuro «yo» viajando al pasado pero claro…

La novela nos pone en el divertido ejercicio de recordar esos años en que la gente no llevaba móviles encima para comunicarse, en que para ver una película, primero había que rebobinarla, ni que decir que para saber de la chica/o que te gustaba tenías que preguntar o espiar, pero no su perfil de Facebook como se hace ahora, sino sus movimientos por el barrio.

Manu Riquelme no solo aprovecha bien la carta de la nostalgia en Videoclub 84 en la que se repasa tantas películas míticas que se produjeron ese año (Terminator, Indiana Jones y el templo maldito, Los cazafantasmas, La historia interminable), como la ya mencionada Regreso al futuro de 1985, también nos revive esas aventuras de adolescentes que recordaremos siempre, ese primer beso o ese primer enfrentamiento a «la autoridad».

La acción de Videoclub 84 transcurre en apenas en 24 horas lo que dota de ritmo a la historia y a la lectura una agilidad que resulta agradable y directa. Es muy entretenida, divertida y sin más pretensiones que hacer disfrutar al lector, algo que es de agradecer.

Este revival camuflado en una novela para jóvenes y adultos ha sido publicado primero en digital y ahora de la mano de Libros de Autoengaño en una fantástica edición con ilustraciones de Muerte Horrible. Es todo pura diversión, buen recuerdo y rollo la que transmite tras su lectura.

Videoclub 84 lo edita Libros de autoengaño. 96 págs. Color. Rústica. A5

© Imagen: Libros de autoengaño
Videoclub 84
Óscar tiene 15 años y un “odiómetro” particular cuyo número uno del ranking lo ostentan la canción del verano y las matemáticas. Su padre, el dueño del videoclub de su barrio, le ha castigado sin vacaciones y se ve obligado a permanecer allí, haciendo inventario en compañía de su amigo Gustavo. Lo que él aún no sabe es que su vida está a punto de dar un inesperado giro de ciento ochenta grados a causa de una cinta de VHS que cae por equivocación en manos de su amor platónico. Selene, la vecina de Óscar, es su “no-novia”, una rebelde y atolondrada chica de su edad con una personalidad arrolladora y una pasmosa facilidad para meter en problemas a todos los que están a su alrededor.
Ver más de Literatura