Mil maneras de morder el polvo | Underbrain Mgz
Mil maneras de morder el polvo

Mil maneras de morder el polvo

escrito por Raúl Calvo
(Cine, 3/Jul/14)


Hasta el momento, se podía de decir que una de las mejores comedias sobre el Oeste era la divertidísima obra maestra de Mel Brooks Sillas de montar calientes (Blazing Saddles, 1974). Pero con el estreno de Mil maneras de morder el polvo (A Million Ways to Die in the West, Seth MacFarlane, 2014), ahora se puede decir sin lugar a dudas que la mejor comedia sobre el Oeste es Sillas de montar calientes.

Esta es la segunda película que dirige el creador de la serie de animación Padre de familia tras Ted.

Albert (Seth MacFarlane) es un pastor de ovejas que no acaba de encajar en el mundo del salvaje Oeste. Cuando su novia, Louise (Amanda Seyfried), le deja, Albert está decidido a abandonar su dura existencia y marcharse a San Francisco. Esto es, hasta que conoce a Anna (Charlize Theron), quien ayudará a Albert a ganar confianza en si mismo para recuperar a su chica. Lo que Albert no sabe es que Anna es la esposa de Clinch Leatherwood (Liam Neeson), un peligroso y desalmado criminal al que no le hará gracia la amistad entre Albert y Anna.

Fotograma de Mil maneras de morder el polvo

Mil maneras de morder el polvo dura dos horas, pero solo me reí cuatro o cinco veces en toda la película. MacFarlane escribe, produce, dirige y protagoniza una comedia que se dedica a repetir chistes hasta la saciedad o alargarlos hasta que pierden toda la gracia. Lo peor es que aplica la estructura de un episodio de Padre de familia sin saber que lo que puede que funcione en un capítulo de una serie de animación que dura poco más de veinte minutos, tal vez no funcione en una película que dura dos horas. Dos horas porque MacFarlane no solo alarga innecesariamente su discurso sobre lo mala que era la vida en el Oeste, también complica innecesariamente una historia que podía haber resuelto de forma más rápida y narrativamente económica.

Parte del problema de esta película es que MacFarlane se empeña también en ser el protagonista absoluto. Es un problema cuando no eres un actor particularmente talentoso. Es un problema grave cuando te rodeas de actores y actrices mucho mejores. La comedia que funciona en la película lo hace gracias al talento de los ya mencionados Neeson, Theron y Seyfried, además de Giovanni Ribisi, Sarah Silverman y Neil Patrick Harris, que está especialmente divertido como rival de MacFarlane. Además, la película incluye varios cameos que también resultan bastante divertidos.

Fotograma 2 de Mil maneras de morder el polvo

Imagino que los seguidores de Padre de familia (los que todavía lo sean) se lo pasarán bastante bien con esta película. Personalmente me dejó algo indiferente, aunque me reí en varias ocasiones. La comedia es como la pizza: a todo el mundo le gusta pero no a todo el mundo le gustan los mismos ingredientes y añadidos. Mil maneras de morder el polvo se me repitió bastante.

Estreno en las salas españolas el 4 de julio.

© Imágenes: Universal Pictures
Ver más de Cine