Saga: Posesión Infernal (Evil dead)

Saga: Posesión Infernal (Evil dead)

escrito por Raúl Calvo
(Cine, 10/Ago/18)


Pocos directores consiguen ser figuras de culto como Sam Raimi. Su implicación en un proyecto, ya sea como director o productor, es suficiente para crear expectación e interés, incluso cuando algunos de esos proyectos acaban siendo fracasos como el remake Poltergeist (Gil Kenan, 2015). Su carrera como director está llena de títulos que son referencia dentro del género, una carrera que empezó con el inicio de una de las sagas más queridas por los fans del cine de terror.

Within the Woods

Within the Woods

(1978)

Sam Raimi, Robert Tapert, Scott Spiegel y Bruce Campbell formaban un grupo de amigos fanáticos del cine que empezaron a rodar cortometrajes mientras estudiaban en el instituto. Raimi ambicionaba rodar un largometraje, para el que ya tenía escrito un guion con el título Book of the Dead, pero le faltaba financiación.

Para mostrar a futuros inversores sus habilidades y el tipo de película que quería hacer, Raimi dirigió una versión concentrada de 30 minutos de este guion, que decidió titular Within the Woods. Gracias a este corto, Raimi y Tapert consiguieron reunir el dinero necesario para hacer realidad la película.

A partir de que Raimi alcanzara la fama y la popularidad de sus películas aumentara, empezaron a circular copias pirata de este corto. Un corto que, gracias a Internet, hoy día no es difícil de encontrar, si bien siempre con una calidad pésima debido a que nunca hubo intención de comercializarlo.

Para los fans de Evil Dead resulta interesante por como ensaya aquí el director por primera vez golpes de efecto refinados más tarde, así como hallazgos accidentales fueron luego trasladados a la película. Campbell es el protagonista junto a Ellen Sandweiss, que luego interpretará a la hermana de Ash, Cheryl. Resulta interesante que aquí es Campbell el poseído que atormenta a la pobre Sandweiss, invirtiendo luego sus respectivos roles. Entre los colaboradores también aparecen muchos nombres que luego aparecerán de nuevo en la versión definitiva cinematográfica, como Scott Spiegel, más tarde director de cintas como la entretenida (y gore en su versión sin censurar) Intruso en la noche (Intruder, 1989) y coguionista de la segunda entrega.

Como ya he dicho, resulta interesante para los muy fans de la saga, pero no deja de ser un ensayo para la grandeza posterior.

Posesión infernal (1981)

Posesión infernal

(The Evil Dead, Sam Raimi, 1981)

Este clásico de culto fue rodado entre 1979 y 1980, aprovechando fines de semana y cualquier momento libre que consiguieran encontrar Raimi y su equipo. Fue un rodaje largo y complicado debido al bajo presupuesto disponible para llevar a cabo la ambiciosa visión de Sam Raimi. Pero una vez terminado, aún quedaba lo más difícil: encontrar distribuidor.

Poco a poco las piezas fueron encajando. El productor Irvin Shapiro que ejercía como agente de ventas, sugirió que se cambiara el título de Book of the Dead por miedo a que la gente no fuera a verla pensando que trataba sobre libros. Así se acabó titulando The Evil Dead y empezó a hacer las rondas en busca de distribuidor. Por ello la película se proyectó en el mercado del festival de Canes, con la esperanza de encontrar comprador. Entre los que asistieron al pase del film se encontraba Stephen King, el cual acabó salvando la película.

Bruce Campbell en Posesión infernal

Los grandes estudios habían pasado del film, considerando que era demasiado fuerte, demasiado agresiva, demasiado cruda… Demasiado, cuenta Raimi en una entrevista de 2005 para IGN. King, tras ver la película, escribió un gran artículo sobre ella para Twilight Zone Magazine. El artículo sumado a la cita que le dio al equipo de Raimi –“La película de terror más ferozmente original del año”-, bien visible en el póster, hizo que finalmente New Line Pictures adquiriera el film. El resto, como dicen, es historia.

De Estados Unidos la cinta pasó a ser distribuida mundialmente, aunque su travesía por Inglaterra fue tremendamente accidentada, con citaciones judiciales y demás complicaciones merecedoras de un documental que enlaza las peripecias de Posesión infernal con la histeria de los video nasty.

Los espectadores contemporáneos que vean por primera vez Posesión infernal es posible que les cueste creer que sea considerada un clásico. Los efectos especiales son muchas veces crudos y obvios, las interpretaciones no destacan y la historia no podría ser más simple: unos jóvenes despiertan unas fuerzas diabólicas tras leer un libro y uno a uno cae víctima de los demonios del bosque. La razón de que sea un clásico es la experiencia sensorial a la que somete al espectador Sam Raimi.

Recuerdo perfectamente la primera vez que la vi. Una noche de madrugada en televisión, dentro del programa Noche de lobos. Yo debía tener entre 10 u 11 años y me dio tanto miedo que no pude acabar de verla. Hubo un momento en que, simplemente, no pude más: cuando una tubería de sangre cae sobre Bruce Campbell. No tardé en volver a verla, la busqué sin parar por los videoclubes del barrio. Desde entonces me convertí en fan de Raimi y de esta serie de películas (poco después se estrenaría la tercera en cines).

Repito: efectos baratos, interpretaciones mediocres, historia simple. Pero Raimi coge estos elementos y los utiliza para someter al espectador a un feroz tour de force sensorial. Primero, creando una atmósfera terrorífica, empezando con pequeños detalles como el banco que súbitamente deja de moverse. Se va subiendo la intensidad hasta que la pantalla explota, sumergiendo al espectador con una ola de terror histérico y cinético como no se había visto antes. Por supuesto, el espectador debe ver más allá de las limitaciones presupuestarias y dejarse llevar, como hiciera King aquel lejano 1982.

Terroríficamente muertos
Terroríficamente muertos (Evil Dead II, Sam Raimi, 1987)

Tras el éxito y la notoriedad alcanzados gracias a su impresionante debut, Sam Raimi se embarcó en un nuevo proyecto junto a los hermanos Joel y Ethan Coen, amigos de Raimi que también colaboraron en Posesión infernal. Crimewave (Ola de crímenes… ola de risas) (Crimewave, 1985) era una comedia con la que Raimi quería rendir homenaje al slapstick y al humor del trío cómico The Three Stooges. Sin embargo, conflictos con el estudio hicieron que el director se desentendiera de este film y buscara refugio en un universo que ya conocía. Escrita entre Raimi y Scott Spiegel, Evil Dead II se convertiría en la mejor entrega de la saga.

Antes de continuar debería aclarar que, efectivamente, Evil Dead II es una secuela y no un remake, cosa que muchos piensan al ver esta película. La razón de ello es que originalmente Raimi no consiguió los derechos de Posesión infernal para poder poner un resumen de lo que sucede en ella al principio (al cabo de los años Raimi consiguió convertirse en propietario de los derechos de su film). Por ello, al inicio de la segunda parte recrea en versión resumida Evil Dead, aproximadamente los primeros siete minutos, que luego enlaza con el material nuevo.

Fotograma de Terroríficamente muertos

Entre Posesión infernal y Evil Dead II (me niego a usar el título castellano) hay muchas diferencias a pesar de ser una continuación directa. Ash, encarnado por Bruce Campbell, se convierte aquí en un héroe, después de ser un personaje más bien soso en la primera. Un cambio al que Campbell se adapta sin problemas, ofreciendo su mejor interpretación del personaje. Exigencias del guion colocan a Ash solo en la cabaña enfrentándose a fuerzas demoníacas, la mejor parte de la película gracias al trabajo del actor, que brilla en escenas como cuando se enfrenta a su mano poseída. Raimi había crecido enormemente como director, llenando la pantalla de momentos icónicos, tejiendo una experiencia visual tremendamente impactante. La cámara se mueve sin cesar mientras se ofrece plano imposible tras plano imposible. Se trata de un film en el que tenemos a un director explorando todo aquello que puede hacer para contar una historia de la forma más cinética y visual posible.

Pero la diferencia más significativa entre ambas es el tono. Esta película es, posiblemente, una de las mejores mezclas de terror y comedia de la historia del género. Se consigue un perfecto equilibrio entre ambos géneros, pasando del horror al humor y viceversa con gran facilidad. Una mezcla que muchos han intentado imitar pero pocos han conseguido hacerlo de forma eficaz.

Esta es la entrega más popular, creadora de mayores fans de la saga. Su acabado es más logrado y efectivo que el de la primera entrega y su tono es más controlado que el de la tercera. Es el momento cumbre de la trilogía.

El ejército de las tinieblas

El ejército de las tinieblas

(Army of Darkness, Sam Raimi, 1992): Versión americana/Versión internacional/Montaje del director

Con la intención de llegar a un público más amplio, Sam Raimi dejó de lado el terror en la tercera entrega y se centró más en la fantasía y la comedia. Creando, de paso, un sentido homenaje a Ray Harryhausen. Por desgracia, la ejecutiva de Universal que aprobó el film fue despedida, cuando Raimi presentó la película a la nueva ejecutiva, esta odió el film y lo masacró. Es por eso que existen diversas versiones de la película.

Antes de entrar en detalle con las tres versiones, tal vez deberíamos aclarar a los neófitos de qué va esta tercera entrega. Tras los eventos de la segunda parte, Ash acaba transportado a la Edad Media en Inglaterra. Allí deberá buscar una manera de volver a casa y de acabar de una vez por todas con las fuerzas demoníacas que le persiguen. El Ash que lo hace es un Ash muy distinto al de las anteriores entregas. Interpretado con gusto por Bruce Campbell, el Ash de esta entrega es deslenguado y chulo, un torpe que tiene una gran habilidad para matar demonios y algo de héroe en el fondo, muy al fondo. Esta tercera encarnación de Ash será la definitiva, siendo la que más tarde será utilizada en su regreso en la serie de televisión.

Fotograma de El ejercito de las tinieblas

Versión americana: Completamente prescindible. Como ya he indicado, los ejecutivos de la Universal masacraron sin piedad el film, dejando lo mínimo posible de historia. Incomprensiblemente, ya que en los 90 se editó la misma versión internacional que se había estrenado en cines, esta versión terrible es la única que se encuentra editada en formato doméstico actualmente en España. Evitadla.

Versión internacional: Dino De Laurentiis, productor de esta y la anterior entrega, logró estrenar una versión completa de la película fuera de Estados Unidos. Esta es la mejor versión de todas las disponibles: ya que contiene lo mejor del montaje del director más el final nuevo que De Laurentiis le pidió a Raimi.

Montaje del director: Las mayores diferencias entre esta versión y la internacional se encuentran en la parte final. En el montaje del director la batalla es mucho más larga, con momentos innecesarios que rompen algo el ritmo. Y, por supuesto, esta versión incluye el final original ideado por Raimi, que, para evitar estropearle la película a nadie analizaremos aparte.

Actualmente las tres versiones son fáciles de encontrar. Hay una edición francesa que incluye las tres versiones, así como una edición alemana limitada de tres discos que incluye las tres versiones más la versión editada para televisión (incluye escenas no presentes en ninguna de las tres versiones cinematográficas). Mi recomendación, si se cuenta con un reproductor que acepte discos de zona A y se anda sobrado de inglés, es la edición en Blu-ray de Shout! Factory.

Final original vs. Final nuevo: Cuando Sam Raimi originalmente concibió la película, era contada por Ash desde un lugar desconocido. Al llegar al final de la película, Ash se equivoca al tomar las gotas y, cuando despierta y sale de la cueva, descubre ante sí un paisaje futuro posapocalíptico (básicamente, una ciudad en ruinas). Este final se cambió por otro más positivo, en el que aparece Ash terminando de contar la historia a un grupo de compañeros de trabajo en S-Mart, entre los que se encuentra Ted Raimi. Sus compañeros se muestran algo escépticos, comprensiblemente, hasta que aparece una endemoniada de la que Ash se encarga, culminando con el clásico “Hail to the king, baby”. El problema no es que uno sea negativo y el otro positivo, el final original es muy plano y soso, comparado con todo lo anterior que hemos visto, además de que el tono entre este final y el de la película son completamente distintos. El nuevo final encajaba mucho mejor con el tono y el estilo de la película.

Fenómeno de culto/El musical

Después del estreno de El ejército de las tinieblas, a pesar de los problemas que tuvo en Estados Unidos, la trilogía empezó a coger fuerza como fenómeno de culto entre los fans del cine de terror. Coincidiendo con el estreno de la tercera entrega, empezaron a salir los primeros cómics de la saga, iniciándose la serie con una adaptación de la película. A partir de 2004 se multiplican las miniseries, que consisten principalmente en adaptar la fórmula Ash vs Lo que sea: monstruos clásicos, otros personajes de cómic, incluso hay un Freddy vs Jason vs Ash.

Cómics de Evil Dead

También se han creado videojuegos, por supuesto. No soy un experto, pero entre la comunidad de jugadores se consideran juegos bastante malos los tres existentes para Playstation 2 y PC: Evil Dead: A Fistful of Boomstick, Evil Dead: Hail To The King y Evil Dead: Regeneration. También hay un par de juegos creados para móvil, basados en la primera película y su remake/secuela (más sobre esto más adelante).

Y no podemos olvidar gran cantidad de camisetas, pósteres, figuras y todo tipo de merchandising. Sin embargo, tal vez lo más interesante creado a partir de la popularidad de esta saga sea Evil Dead: The Musical.

Evil Dead The Musical
Creado en 2003 por George Reinblatt, Christopher Bond, Frank Cipolla y Melissa Morris, esta producción canadiense mezcla el argumento de las dos primeras películas, con varios guiños a la tercera. Tiene un tono paródico que funciona en su mayor parte, siendo algo problemática la inclusión con calzador de frases famosas de la tercera. También intenta conciliar las distintas encarnaciones de Ash, transformando el personaje a medida que avanza la obra. Lo que realmente funciona son las canciones, que son muy divertidas, por ello recomiendo el álbum Evil Dead: The Musical (Original Off-Broadway Cast).

Arrástrame al infierno

Arrástrame al infierno

(Drag Me to Hell, Sam Raimi, 2009)

Tras el fracaso en taquilla de la tercera entrega, las posibilidades de ver una cuarta entrega prácticamente desaparecieron. Además, la carrera de Sam Raimi despegó cuando consiguió convertirse en el director de Spider-Man (2002).

Por suerte para los fans, los sinsabores y problemas de Spider-Man 3 (2007), en la que Raimi se vio obligado por el estudio a incluir a Venom en el film, provocó que, como sucediera tras la también problemática Crimewave, regresara a terreno familiar y conocido con la infravalorada Arrástrame al infierno.

Alison Lohman en Arrástrame al infierno

Concebida originalmente por Raimi y su hermano Ivan a finales de los 70, esta película no es la cuarta entrega que los fans pedían, pero es un film que transcurre claramente en el mismo universo que las aventuras de Ash. Recuperando la mezcla de terror y comedia de la segunda entrega, la manera en que actúan los demonios y la ordalía por la que pasa la protagonista encarnada por Alison Lohman claramente convierten Arrástrame al infierno en hermana de la saga protagonizada por Ash. Por ello, hasta la llegada de la serie, se consideró como una especie de Posesión infernal 4.

El film recupera la mezcla de terror y comedia de Evil Dead II, con grandes momentos muy pasados de vuelta. Es de admirar que Raimi consiga crear un film que encaja perfectamente con los anteriores pero que fue calificado para mayores de 13 años (las diferencias entre la versión estrenada en cines y la sin censurar incluida en la edición en Blu-ray son mínimas).

Posesión infernal - 2013

Posesión infernal

(Evil Dead, Fede Alvarez, 2013): Versión cinematográfica/Versión extendida sin censurar

Sí, ya no hay nada sagrado y todo se “remakea”. Sin embargo, como he indicado al principio, la fuerza de la primera Posesión infernal se haya en la manera en que Sam Raimi contaba al espectador una historia bastante simple. Por esa razón me pareció que es un tipo de película que se presta más a la reinterpretación que otras películas que se convirtieron en clásicos por su historia y personajes. Además, el hecho de que Sam Raimi, Robert Tapert y Bruce Campbell ejercieran de productores y vigilaran de cerca el proyecto era otra razón para mantenerse optimista, debido a que el mismo cuidado puesto en los remakes Las colinas tienen ojos (The Hills Have Eyes, Alexandre Aja, 2006) y La última casa a la izquierda (The Last House on the Left, Dennis Iliadis, 2009) dieron como resultado películas excelentes.

Mi optimismo se vio confirmado cuando la vi. El film de Fede Alvarez juega con las expectativas del espectador, creando una efectiva y sangrienta pesadilla. La insistencia en tener efectos de maquillaje prácticos, en lugar de recurrir a la CGI para algunos momentos más horripilantes, contribuyó a crear el tipo de experiencia visceral que exigía ser un remake de Posesión infernal.

Además, al ver la película uno descubre diversos detalles que llevan a una clara conclusión: más que un remake es una especie de secuela. Un film que transcurre en el mismo universo que los filmes de Raimi. De ahí que el director expresara su deseo de unir los personajes de su film y los de la saga original en una secuela. Cuando empezó a emitirse la serie de televisión, muchos fans pidieron que Mia, interpretada por Jane Levy, se uniera en el futuro a la serie. Hoy día, el director todavía tiene en mente realizar una secuela de su film.

Fotograma de Evil Dead 2013

Otra petición de los fans es que, teniendo en cuenta el nivel de sangre del film, se editara una versión sin censurar de la película. En el audiocomentario que ofrece Alvarez en el Blu-ray de Posesión infernal 2013, deja claro que la versión estrenada en cines es su versión de la película, la que a él le parece la mejor versión posible de la película. Sin embargo, se supo (fuera de toda duda) que existía una versión extendida cuando se emitió por sorpresa en la televisión británica. Finalmente, hace un par de años se anunció que se editaría esta versión del film, pero solo en plataformas digitales en Estados Unidos. Por suerte, a principios de 2017 se anunció una lujosa edición japonesa que incluiría la versión extendida.

No importa lo que diga el director, la versión extendida es mejor que la versión cinematográfica. Y no solo porque no esté censurada (tampoco hay una gran diferencia en ese sentido) sino porque la incorporación de ciertas escenas elimina agujeros argumentales presentes en la versión estrenada en cines. Por ello, es una experiencia mucho más redonda y plena.

Aquellos interesados en ver esta versión lo tienen bastante fácil. En la edición japonesa, encontramos subtítulos en castellano y un menú en inglés, lo que me hizo sospechar que eventualmente se editaría una edición europea. Y así fue, existe una edición alemana, una finlandesa y una sueca, estas dos últimas con subtítulos en castellano y fáciles de encontrar a través de Amazon.

Ash vs Evil Dead

Ash vs Evil Dead

– La serie de televisión (2015-2018)

Tras muchos años de espera, los fans por fin pudieron disfrutar de la cuarta Posesión infernal. Sin embargo, el regreso de Ash no fue en las pantallas de cine sino en las de televisión.

Ash vs Evil Dead continua a partir de los eventos de la tercera entrega (final nuevo). Nos reintroduce a un Ash de mediana edad que, contra su voluntad, vuelve a convertirse en azote de demonios y poseídos, esta vez acompañado de Pablo (Ray Santiago) y Kelly (Dana DeLorenzo), los cuales se ven arrastrados al demente mundo de Ash.

Bruce Campbell nos ofrece un Ash que no ha madurado y se ha mantenido fiel a sí mismo, para desgracia de su entorno. La serie mantiene al Ash de la tercera entrega, la sangre y el gore de la primera y el tono de la segunda.

Imagen de Ash vs Evil Dead

La historia se basa en el guion de Evil Dead 4 en el que habían trabajado Ivan y Sam Raimi (quien también dirigió el piloto). Y avanza a partir de ahí. Por desgracia, no avanzó demasiado, ya que la serie fue cancelada tras su tercera temporada. Siempre tuvo problemas de audiencia, provocados principalmente por los millones que la veían de forma no legal, y finalmente las aventuras de Ash llegaron a su fin justo cuando se jugaba de nuevo con la idea de llevar el protagonista al futuro. Por suerte, los creadores eran conscientes del peligro de cancelación y la serie acaba con un final cerrado, en el sentido de que no deja cliffhangers para futuras temporadas que finalmente no llegarán.

¿Termina aquí la historia de Posesión infernal? No es seguro. Bruce Campbell ha anunciado que se retira del personaje y que no lo interpretará más, pero Sean Connery dijo que no volvería a interpretar a James Bond para luego hacerlo en dos películas más. Como he mencionado anteriormente, Fede Alvarez, junto a Tapert, Raimi y Campbell, ha jugado con la idea de hacer una secuela de su película, en el que sería posible incorporar a Ray y Kelly, como muchos fans piden (a lo que Campbell ya ha dado su aprobación).

Mientras esperamos que llegue o una continuación, podemos seguir disfrutando de una saga en la que no hay una entrega floja. Tened a mano la sierra mecánica y la escopeta, es la hora de bañarse en la sangre de demonios.

Groovy!

Ver más de Cine

Deja un comentario