Saga: Scary movie | Underbrain Mgz
Saga: Scary movie

Saga: Scary movie

escrito por Raúl Calvo
(Cine, 2/Jun/20)


La parodia no es un género dado a crear franquicias. Aunque hay excepciones, como la ocasional secuela o trilogía, series que tengan hasta cinco entregas no abundan. Aquí nos adentramos en una de estas extrañas excepciones dentro del género: la saga de Scary Movie.

Scary Movie (2000)

Scary Movie

(Keenen Ivory Wayans, 2000)

Cuando a mediados de los 90 se estrenó Scream: Vigila quién llama (Scream, Wes Craven, 1996) se produjo una pequeña revolución dentro del género, generando la que se conoce como Segunda Oleada Slasher, mucho más breve que la Primera Oleada de los 80. Que estas películas volvieran a gozar de popularidad en la taquilla hizo que se vieran expuestas a la parodia, algo inevitable si tenemos en cuenta la clara fórmula y personajes arquetípicos del género.

En aquel entonces la parodia no se encontraba en su mejor momento, la mayoría, como Distracción fatal (Fatal Instinct, Carl Reiner, 1993) o El silencio de los borregos (Il silenzio dei prosciutti, Ezio Greggio, 1994), se estrellaban en taquilla. La excepción eran las comedias producidas por el conocido como equipo ZAZ, formado por David Zucker, Jim Abrahams y Jerry Zucker. ZAZ había empezado su trayectoria formando el Kentucky Fried Theatre. Así empezaron a crear gags y sketches que parodiaban anuncios de televisión, películas y cualquier cosa que surgiese de la cultura popular. ZAZ saltaría al cine con el guion de la anárquica, genial, salvaje y absolutamente hilarante Made in USA (The Kentucky Fried Movie, John Landis, 1977). El trío también dirigiría su siguiente película, ayudados por John Landis, la hoy clásica Aterriza como puedas (Airplane!, David Zucker, Jim Abrahams, Jerry Zucker, 1980).

El éxito de los ZAZ, además de convertir a Leslie Nielsen en una estrella de la comedia y que en España se añadiera “como puedas” a la mayoría de parodias que se estrenaban en el país, generó un montón de imitadores, cada uno peor que el anterior. El único que hacía sombra a los ZAZ en este campo era Mel Brooks, director de unos cuantos clásicos dentro del género. Sin embargo, incluso Brooks estaba en horas bajas y sus últimas películas como director, producidas a inicios de los 90, están muy lejos de lo mejor del director.

A la decadencia de la parodia había que sumarle que ya no se dedicaba a parodiar un género, sino que se cogía una película popular y se usaba de base para la parodia. Esta manera de trabajar forzaba la inclusión de las parodias en lugar de surgir de forma natural de la historia.

Fotograma de Scary Movie

Volvemos a finales de los 90. Como ya hemos mencionado, la Segunda Oleada Slasher invita a la parodia, así que empiezan a correr dos guiones distintos que hacen eso mismo: uno era Last Summer I Screamed Because Halloween Fell On Friday The 13th escrito por los hermanos Wayans, equipo formado por Keenan Ivory (también director), Marlon y Shawn Wayans (también actores), Buddy Johnson y Phil Beauman; el otro era Scream If You Know What I Did Last Halloween de Jason Friedberg y Aaron Seltzer. La Miramax de los Weinstein había comprado el guion de los Wayans, Johnson y Beauman, así que decidió comprar también el de Friedberg y Seltzer para evitar problemas legales y asegurarse de ser los únicos que estrenaban una parodia sobre una producción suya. Ambos guiones serían combinados en un único guion: Scary Movie (que sí, que era el título original de Scream, posiblemente por eso los Weinstein lo escogieron ya que también habían producido el clásico de Wes Craven), pero el de los Wayans tuvo mucho más peso. El de Friedberg y Seltzer se usó principalmente como guía para estructurar mejor la historia.

Resulta lógico también que el guion de Friedberg y Seltzer no se usara en cuanto a contenido, ya que previamente ambos habían colaborado en la terrible y sin gracia imitación de los ZAZ Espía como puedas (Spy Hard, Rick Friedberg, 1996).

El principal problema al que se enfrentaba Scary Movie es que Scream tenía un fuerte componente satírico y ya se reía de muchos de los tópicos del género. Así que muchos chistes se tenían que eliminar ya que habían aparecido previamente en el film de Wes Craven. Además, como ya se ha mencionado, el slasher tiene una fórmula y unos personajes arquetípicos bien definidos, lo que facilita la parodia. Como demuestran 13 asesinatos y medio (Student Bodies, Mickey Rose, Michael Ritchie, 1981) y Reunión de clase (Class Reunion, Michael Miller, 1982), dos ejemplos de las diversas parodias que aparecieron al inicio de la Primera Oleada Slasher, que también ridiculizaban el género con chistes que luego serían repetidos en Scary Movie, aunque estoy seguro de manera inconsciente. Repito, es el inconveniente de parodiar un género con normas y tópicos tan definidos.

Pero, contra todo pronóstico, el film fue un gran éxito de taquilla. Entre el reparto se encontraba Shannon Elizabeth, que cimentó su carrera dentro de la comedia, y una entonces desconocida Anna Faris, que se convertiría en una estrella de la comedia. Vista de nuevo en la actualidad, el film se nota que es un producto del momento. Muchos chistes han perdido su referente, como la parodia de un popular anuncio de Budweiser o la referencia a la serie Dawson crece (Dawson’s Creek, Kevin Williamson, 1998-2003), de modo que resultan graciosos en un sentido nostálgico. Pero las películas parodiadas no han desaparecido, así que la mayoría de los chistes siguen funcionando. Es decir, funcionan si uno disfruta con el humor vulgar, tontorrón y basado en el absurdo de los Wayans. Un estilo que seguía la línea transgresora iniciada por los hermanos Farrelly con Algo pasa con Mary (There’s Something About Mary, 1998).

Cuando Aterriza como puedas fue sometida a los pases de prueba previos al estreno, el estudio temía que tenía un gran fracaso entre manos, ya que todos los pases daban números muy bajos de aprobación. Pero la película fue un tremendo éxito. Luego se supo lo que sucedió, es que entonces a los que asistieron a esos pases les daba vergüenza admitir que habían disfrutado con el film. Algo que no sucede en la actualidad, cuando este film se considera un clásico de la comedia. Creo que con Scary Movie ha pasado lo mismo. No es que esté a la altura de Aterriza como puedas, pero sí que cuando Scary Movie se estrenó mucha gente parecía sentirse culpable o no querer admitir que se había reído con ella. Pero los números no engañan, fue un gran éxito y, a día de hoy sigue viva. Algo bien harían los Wayans.

Scary Movie 2 (2001)

Scary Movie 2

(Keenan Ivory Wayans, 2001)

A pesar de que en los pósteres de Scary Movie se hacía un chiste con el hecho de que no había secuelas, algo habitual en el slasher, los Weinstein pusieron en marcha la secuela de forma casi inmediata. Y se nota, con unos reluctantes hermanos Wayans que parecen desesperados por encontrar chistes, dando como resultado un film menos fresco y divertido que el original.

La secuela opta por parodiar el subgénero de las casas encantadas, con referencias a clásicos y películas contemporáneas por igual. También se incluyen parodias a películas que se acaban de estrenar entonces como Hannibal (Ridley Scott, 2001). Esto provoca que la historia vaya dando tumbos, forzando las inclusiones de parodias de esta o aquella película para satisfacer a los Weinstein.

Hay películas perjudicadas por ser demasiado largas y no ajustar bien la edición. Pero el caso de Scary Movie 2 es el contrario: se eliminó tanto material que se acabó perjudicando al film. Entre los más de 40 minutos eliminados se encuentran escenas que habrían explicado mejor el retorno de algunos personajes y que habrían integrado el prólogo en la historia principal, en lugar de estar desconectado como ahora. Y solo habría añadido dos o tres minutos al film, que ahora dura unos 82 minutos. Se podría haber mantenido la misma duración eliminando otra innecesaria parodia de un anuncio o una parodia de Los ángeles de Charlie (Charlie’s Angels, McG, 2000) (¿qué sentido tiene parodiar una película de por sí cómica y absurda?)

En la parte positiva tenemos al reparto. Anna Faris regresa y junto a ella nos encontramos a Tim Curry, a David Cross y a Chris Elliot, el protagonista de la genial serie de culto Búscate la vida (Get a Life, Chris Elliott, David Mirkin, Adam Resnick, 1990-1992). Actores que logran hacer que el material funcione y consiguen arrancar risas a pesar de todo.

Aunque la taquilla no falló, la recepción de esta secuela fue más negativa que la de la primera entrega, lo que explica lo que sucedió a continuación.

Nota: Los siguientes comentarios se hacen a partir de las versiones extendidas de cada entrega, las únicas que tenía a mi disposición en casa por mi ánimo completista y querer tener la mejor edición, incluso de películas que no me entusiasmaron demasiado, para completar mi colección. No me juzgues, que tú estás ahí leyendo un artículo sobre la franquicia Scary Movie, tu vida tampoco es una montaña rusa de emociones.

Scary Movie 3 (2003)

Scary Movie 3

(David Zucker, 2003)

Los hermanos Wayans se enteraron de que los Weinstein no contaban con ellos para la tercera entrega por los medios. Al más puro estilo Weinstein, los ejecutivos decidieron ignorar por completo a los Wayans e ir directamente a la fuente: David Zucker. Se entiende que tras el resultado de la segunda entrega los Weinstein quisieran ir en otra dirección, pero podrían haberlo llevado mejor.

Al principio mencionamos como el trabajo de los ZAZ fue fundamental en la popularización del cine paródico, aunque sus imitadores no tuvieron la misma suerte. Los Wayans triunfaron porque, para bien y para mal, tenían su propio estilo. Sin embargo, el trío ZAZ al inicio del siglo XXI tampoco era lo que había sido en sus inicios. Ni siquiera era ZAZ. Jerry Zucker se había pasado a dirigir películas “serias” como Ghost (Más allá del amor) (Ghost, 1990) y producir comedias más mainstream. Jim Abrahams también se había ido por su lado, obteniendo bastante éxito con Hot Shots! (1991) y su secuela, pero fracasando con Mafia: ¡Estafa como puedas! (Jane Austen’s Mafia!, 1998). Los tres solo trabajaron de nuevo juntos en la trilogía Agárralo como puedas, basada en la tristemente corta serie que ellos habían creado Escuadrón de policía (Police Squad!, 1982).

Fotograma de Scary Movie 3

Uno de los guionistas con los que trabajó David Zucker en Scary Movie 3 fue Pat Proft. Proft, uno de los guionistas de la primera Loca academia de policía (Police Academy, Hugh Wilson, 1984), había trabajado con los ZAZ tanto en Escuadrón de policía como en las tres entregas de Agárralo como puedas y las dos de Hot Shots!, así que estaba bastante familiarizado y trabajaba bastante bien con el estilo de humor de los ZAZ.

El resultado fue la que, desde mi humilde punto de vista, es la mejor entrega de la franquicia. Y eso a pesar de tener en contra dos fuertes elementos: los Weinstein y la MPAA, el órgano censor americano.

Como en las anteriores entregas, los Weinstein insistían en ir incluyendo parodias de películas recientes, aunque no fueran de terror. Esto provocó un trabajo frenético por parte de los guionistas y el director, que muchas veces iban a ver la película que se pedía ser parodiada, escribían algunos chistes y los filmaban a los pocos días. Los Weinstein insistieron especialmente en que se incluyera una parodia de las secuelas de Matrix (The Matrix, Lana y Lilly Wachowski, 1999), posiblemente porque la parodia de la primera Matrix había funcionado bien en Scary Movie. Pero era casi imposible casar la parodia de la segunda Matrix con la de The Ring (La señal) (The Ring, Gore Verbinski, 2002) y Señales (Signs, M. Night Shyamalan, 2002) que formaban el cuerpo principal de Scary Movie 3. Se intentó, eso sí, pero no funcionaba. El resultado fue que toda la parte final de la película (unos 15 minutos) se tuvo que rehacer y producir nuevas escenas y un nuevo final.

Más complicado fue conseguir la clasificación para mayores de 13 años. La MPAA fue a por Scary Movie 3 con ganas, obligando a cortar o cambiar diversos chistes de forma absurda y arbitraria, ya que chistes no muy distintos habían pasado la censura sin problema en anteriores películas. Por ejemplo, al inicio de Scary Movie 3 aparece Pamela Anderson haciendo un chiste sobre su gatito afeitado, mostrando uno de esos horripilantes gatos sin pelo. Como muchos ya sabréis, en inglés “pussy” (gato o cachorro de gato) es una manera de referirse a la zona traviesa femenina. Y ahí tenéis el juego de palabras. Este juego de palabras tuvo que ser eliminado de la versión cinematográfica, cuando uno exactamente igual, en cuanto a sentido, había aparecido ya en Agárralo como puedas (The Naked Gun: From the Files of Police Squad!, David Zucker, 1988).

Por suerte, todo lo que tuvo que ser absurdamente eliminado por la censura fue restaurado en la edición doméstica de la película, que se llamó Scary Movie 3.5.

Esta entrega funciona mejor que las anteriores porque la historia está mejor estructurada, no hay esa sensación de parodia forzada. Pero, sobre todo, porque los chistes funcionan mejor y más de ellos lo hacen. Por supuesto, esta es una valoración subjetiva. Esta entrega es la que más me hace reír, así que para mí es la mejor. Las cosas no mejoran a partir de aquí.

Scary Movie 4 (2006)

Scary Movie 4

(David Zucker, 2006)

El buen resultado de la tercera entrega parecía un regreso a la buena forma de un estilo de hacer comedia que había estado de baja desde finales de los 90. Sin embargo, a pesar de que Jim Abrahams se sumó al equipo de guionistas junto a Craig Mazin y Pat Proft, esta cuarta entrega es algo más floja que la anterior.

Eso no quiere decir que sea un completo fracaso, tiene chistes y gags bastante buenos, aunque la mezcla de parodias de La guerra de los mundos (War of the Worlds, Steven Spielberg, 2005), El bosque (The Village, M. Night Shyamalan, 2004), Saw (James Wan, 2004) y El grito (The Grudge, Takashi Shimizu, 2004) no acabe resultando en una historia coherente como la de la anterior entrega.

Supongo que Scary Movie 4 es a Scary Movie 3 lo que Scary Movie 2 fue para Scary Movie. Intenta repetir el éxito anterior pero no acaba de lograrlo. Si bien repito que la película logra hacer reír, solo que no tanto como en la tercera entrega, perdiendo gas hacia la segunda mitad. Además, algunos chistes han quedado anticuados, como la aparición de Tom Cruise en el programa de Oprah, sin olvidar que la realidad superaba de largo cualquier parodia.

Si esta cuarta entrega destaca por algo es porque fue la última en la que participaron Anna Faris y Regina Hall, las únicas que se habían mantenido presentes desde la primera entrega. Faris, que nunca se había visto a sí misma como una actriz cómica, demostró un talento innato para la comedia y la serie Scary Movie le dio mucha popularidad, lo que trajo consigo que se quedara encasillada en el género durante el resto de su carrera.

Scary Movie 5 (2013)

Scary Movie 5

(Malcolm D. Lee, David Zucker/Phil Dornfeld –no acreditados-, 2013)

Parece que ha pasado mucho tiempo, pero ¿recordáis cuando comentaba al inicio de este artículo sobre el estado casi comatoso de la parodia en el cine a finales de los 90? El estreno y tremendo éxito de Scary Movie cambió eso de la noche a la mañana. Rápidamente se estrenó No es otra estúpida película americana (Not Another Teen Movie, Joel Gallen, 2001), en la que participó Phil Beauman, uno de los guionistas de Scary Movie. Jason Friedberg y Aaron Seltzer, la pareja de guionistas que escribió el no usado guion de Scary Movie, aprovecharon la oportunidad para escribir y dirigir toda una serie de terribles parodias empezando con Date Movie (2006), a la que seguiría Epic Movie (2007), Casi 300 (Meet the Spartans, 2008), Disaster Movie (2008), Híncame el diente (Vampires Suck, 2010), Los muertos del hambre (The Starving Games, 2013), concluyendo con Superfast! (2015). La fiebre llegó incluso a España con Spanish Movie (Javier Ruiz Caldera, 2009). Por cierto, ¿habéis notado un patrón en los títulos?

Muchas películas pero pocos éxitos y poca popularidad. La única razón por la que se continuaban estrenando es que sus bajos presupuestos casi aseguraban que no se perdería dinero con ellas, la misma razón por la que se estrenaron tantas películas found footage. Ninguna pudo emular el éxito de Scary Movie o hacer reír como cualquiera de sus entregas. Además, estos desastres provocaron que el espectador se acabara cansando de estas parodias de películas populares. En este ambiente tan poco propicio regresaba Scary Movie 5, una película que acusa el cansancio del género, coincidiendo con el regreso de la saga Scream con Scream 4 (Wes Craven, 2011). Ambas fueron recibidas con el mismo desinterés, los tiempos habían cambiado.

El guion corrió a cargo de David Zucker y Pat Proft, que no estaban en su mejor momento. Proft había colaborado en un par de películas infantiles pensadas para el mercado doméstico y Zucker había dirigido y coescrito An American Carol (2008), una “comedia de derechas” sin gracia. La dirección pasó a manos de Malcolm D. Lee, que tuvo muchos problemas con la constante interferencia de los Weinstein. Estos no tenían muy claro que hacer con la franquicia: ¿otra secuela o un reboot? Incluso intentaron hacer que regresaran los Wayans, que no tenían ningún interés en volver. Como ya se ha mencionado, Anna Faris también declinó regresar, así como tampoco regresó Regina Hall. Sí regresaron Simon Rex, Charlie Sheen y Molly Shannon, interpretando otros personajes. Bueno, Charlie Sheen hace de sí mismo, que es todo un personaje.

Fotograma de Scary movie 5

La continua injerencia de los Weinstein hizo necesario rodar nuevas escenas como había sucedido con Scary Movie 3. Según IMDB, el nuevo material fue dirigido por David Zucker, ya que Malcolm D. Lee había empezado a dirigir otra película y no estaba disponible. Viendo un vídeo de detrás de las cámaras, incluido en la edición alemana en Blu-ray, que fue grabado justo en el momento de rodar las nuevas escenas, he podido identificar al productor Phil Dornfeld ejerciendo como director (hablando con los actores y preparando las tomas), con David Zucker supervisando.

Estas nuevas escenas tenían como objetivo parodiar Mamá (Mama, Andy Muschietti, 2013), que se acababa de estrenar, por eso casi más de la mitad de Scary Movie 5 tuvo que volverse a rodar, por David Zucker y Phil Dornfeld, además de cambiar diálogos mediante doblaje. El objetivo era cambiar la trama y convertir a los que eran originalmente las hijas de la pareja interpretada por Ashley Tisdale y Simon Rex, en las hijas de Charlie Sheen adoptadas luego por ellos. La manía de los Weinstein por incluir los últimos estrenos hizo que incluso se incluyera una parodia del remake Posesión infernal (Evil Dead, Fede Alvarez, 2013), que no se había estrenado todavía e hicieron a partir del tráiler. La conclusión es que si bien Malcolm D. Lee aparece en los créditos como director, poco queda de lo que dirigió él.

El drama tras las cámaras afectó negativamente a la película, que fue la que menos recaudó de toda la franquicia, si bien los continuos cambios y escenas añadidas no afectaron otras entregas negativamente. Y se ha de sumar el ya mencionado cansancio de la audiencia.

Vista hoy, Scary Movie 5 no es tan terrible como lo parece por las críticas del momento. Es mejor que cualquiera de las parodias mencionadas antes y me hizo reír más que Scary Movie 2. Ashley Tisdale y Simon Rex hacen un buen trabajo y se adaptan bien a este estilo de comedia. Es cierto que se acaba haciendo repetitiva en algunos momentos y, como sucede con todas las entregas de la saga, tiene escenas que han quedado anticuadas por hacer referencia a un momento concreto del tiempo en que fueron concebidas. En este caso, el prólogo con Charlie Sheen y Lindsay Lohan, rodado al inicio de la etapa escandalosa de ambos, antes de que se fueran de vacaciones permanentes a las montañas de la locura. Los momentos que funcionan, por lo menos conmigo, son los momentos de humor más absurdo y surrealista, pero está claro que la fórmula se había ya agotado.

Y así llegaba a su fin esta saga de comedias paródicas que iniciaron una moda y han alcanzado un estatus jamás soñado por sus realizadores. Quién sabe, ahora que se está preparando un Scream 5, puede que tengamos un Scary Movie 6.

Ver más de Cine