Taxi driver | Underbrain Mgz
Taxi driver

Taxi driver

escrito por Miguel Martínez
(Cine, 7/Abr/10)


Una joya indiscutible del séptimo arte, Taxi Driver es una película dirigida por Martin Scorsese, con guión de Paul Schrader y las interpretaciones de Robert DeNiro, Harvey Keitel, Jodie Foster,… que se estrenó en 1976 (un año después, 1977, en España).

Taxi driver cuenta la historia de Travis Bickle, un ex-marine que desde su regreso de la guerra de Vietnam se siente solo y aislado de la sociedad en una gran ciudad como es Nueva York. Sufre insomnio por lo que decide trabajar como taxista nocturno para aprovechar el tiempo que pasa sin dormir. Por las noches, en las calles de Nueva York, se ve rodeado de una sociedad putrefacta, yonkis, camellos, prostitutas, chorizos, etc. A pesar de todo conoce y se enamora de Betsy (Cybill Sheperd), una chica a la que considera un ángel en medio de esta babilonia, ella trabaja en la campaña electoral para un senador. Travis que aparentemente es un chico apuesto que podría resultar atractivo, no deja de ser en realidad un inadaptado que no sabe como tratar con las mujeres. Estropeando así una posible relación con Betsy, se encierra más si cabe en su trabajo como taxista. Entre tanto conoce a Iris (Jodie Foster), una prostituta de 13 años que trabaja para Sport (Harvey Keitel) un proxeneta que la explota, Travis se siente afectado y frustrado al no poder hacer nada por ayudarla. Todo ello desencadena una espiral de violencia con un no menos impactante final que no voy a destripar. Pues aunque es muy posible que la mayoría hayan visto este clásico del cine; aun hoy en día, muy de vez en cuando, uno encuentra la satisfacción de conocer a alguien que no ha visto la película; A lo mejor ha oído hablar de ella, o quizás ha visto alguna escena en un programa, revista o lo que sea, pero en ningún caso verla. Entonces tú coges y se la recomiendas efusivamente, incluso te ofreces a dejarle el DVD en cuestión o bien quedar para verla juntos… Y es entonces, solo entonces, cuando mirando la cara de la persona que acaba de descubrir esta joya te das cuenta de lo grande que puede ser el cine y te sientes parte de ello, sin necesidad de ser un actor, guionista o director de nada.

Ilustración de Miguel Martínez

«Más rápido que tú hijo de perra… ¿Qué te has creído?… Te he visto venir… Borde… Cagón… aaah… Bueno aquí estoy… Atrévete…. Empieza tú… ¡Atácame!… Ni lo intentes cabronazo… eeh… ¿Hablas conmigo?… ¿Me lo dices a mí?… Dime… ¿Es a mí?… Entonces ¿a quién le hablas si no es a mí?… Aquí no hay nadie más que yo… Con quién puñetas crees que estás hablando…. Ah ¿sí?… ¿eh?… «

Improvisación de Robert De Niro en Taxi Driver, el mismo Paul Schrader, el guionista, reconoció que era su escena favorita y que le hubiese encantado escribir algo así. Es sin duda uno de los diálogos o mejor dicho monólogos más recordado de la historia del cine.

Está entre unas de las películas que más me marcaron, dirigida por un Scorsese en horas bajas (sufría depresión), escrita por Paul Schrader, un guionista en peores condiciones (se estaba separando de su mujer, se encontraba solo y alcoholizado en un motel, sufría insomnio y veía porno a todas horas cuando escribió el guión) y protagonizada por un excelente De Niro (que se implicó con la historia hasta el punto de estudiar distintas enfermedades mentales y trabajar durante un mes, doce horas diarias en un taxi por las calles de Nueva York).

Taxi driver cuenta muchas cosas… es el primer alegato cinematográfico en contra de la guerra de Vietnam, eso en una película donde no se mencionan en ningún momento dicha guerra, tan solo se insinúan los estragos sufridos en ella por el bueno de Travis, quién bien podría ser el reflejo de un moderno Frankestein. Travis como el monstruo, se siente diferente y tan solo quiere adaptarse, hace todo lo que se supone que debe hacer un hombre de provecho pero la sociedad no acepta su condición de monstruo. Siendo humillado y marginado, finalmente se ve obligado a revelarse contra la sociedad igual que el monstruo de Frankestein.

Hecha la reflexión podría hablar con cariño de cantidad de escenas y anécdotas que encierra el rodaje, pero no quiero extenderme mucho por lo que tan solo mencionaré un par de cosas. Se rodó con bajo presupuesto en un tiempo récord, en apenas un mes, con una ola de calor que asolaba la ciudad de Nueva York y una huelga de basureros, que obligaba al equipo a limpiar parte de las calles para poder rodar, todo ello supuso una atmósfera cuanto menos irritante. En el tramo final de la película, la escena del tiroteo que está en color salmón inicialmente no estaba pensado así, al ser una escena con abundante sangre la censura americana amenazó con calificarla X, obligando a exhibirse solo en salas X de menor acceso para el público. Se le recomendó tintar la escena a un color rosa salmón para así obtener la calificación para adultos, pero no la X. Scorsese reconoció que el tono salmón que aplico forzado y que no quería, daba una crudeza mayor, si cabe a la escena, sorprendiéndole gratamente.

Ilustración de Miguel Martínez

Ganadora de la Palma de oro del Festival de Cannes, y no se llevó el Oscar seguramente por el puritanismo de Hollywood. La mejor interpretación de DeNiro, una Jodie Foster impresionante, unos actores secundarios sublimes, como el taxista (El mago) al que Travis le pide consejo, el compañero de Betsy y otros tantos.

Es una película que recomiendo ciegamente a todo el mundo, vale la pena volver a verla de vez en cuando. Por mi parte, estoy deseando que mi sobrino de 12 años crezca un poco más para descubrirle películas como esta, Trainspotting, Apocalipsis Now entre otras tantas.

Se ha rumoreado que durante el pasado festival de Berlín, donde Scorsese presentaba Shutter Island, el director Lars Von Trier (ese que hace películas raras) habló con él para proponerle la posibilidad de rodar un remake con el propio Robert DeNiro interpretando a un Travis Bickle se sesenta y tantos años. No creo que haga falta, aunque siempre se siente curiosidad por estos tipos de proyecto, que podría ser.., como sería…, que pasaría si… En definitiva espero que sea eso, tan solo un rumor.

Para acabar, quería comentaros que siempre tuve fijación con esta película, incluso obsesión, de adolescente soñaba con una sociedad moderna a lo Naranja Mecánica donde habría una tribu urbana de Travis Bickles, que vestiría con la ropa de la película, pintarían sus coches de amarillo taxi e irían con la cabeza a lo Mohicano, y que yo pertenecería a esa tribu, sería su líder. Una tribu que lucharía por las injusticias sin importar las consecuencias… bueno, solo era un sueño, quizás algún día,… algún día.

Ilustración de Miguel Martínez

© Ilustraciones: Miguel Martínez
Ver más de Cine

Un comentario en “Taxi driver”

  1. Avatar
    gmla_ana
    9 abril, 2010 / 2:02 pm

    muy xulos los dibujos y EXCENTE TEXTO!!!!